Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Un juez ordenó hoy el arresto de Kathie Klages, una ex entrenadora de gimnasia de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, quien presuntamente mintió cuando dijo desconocer las acusaciones de abuso sexual contra el ex médico Larry Nassar, confirmaron fuentes judiciales.

De acuerdo con Vanguardia MX, la vocera de la Fiscalía General de Michigan, Andrea Bitely, explicó que la mujer es acusada de dos cargos por mentir en una investigación sobre un delito grave como el cometido por Nassar,  quien que ya fue condenado a más de 100 años de prisión.

Según el ente acusador, la falta cometida por la ex entrenadora, que deberá presentarte ante las autoridades antes de que finalice la semana, tiene una pena máxima en Michigan de cuatro años de prisión.

También te puede interesar: Diego Reyes viaja a Turquía para finiquitar su fichaje con...

"Mientras investigaban cómo Nassar pudo abusar sexualmente a cientos de jóvenes dentro y fuera del campus de la Universidad, la mujer negó a los detectives de la Policía haber sido alertada antes de 2016 sobre la mala conducta del ex médico", señaló la Fiscalía.

La investigación determinó que las víctimas "le informaron desde hace más de dos décadas a la ex entrenadora sobre los abusos a los que estaban siendo sometidas por parte de Nassar", quien fue médico de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos (USAG) y compañero de la mujer desde los años 1980.

Al parecer la mujer, que entrenó al equipo de gimnasia de la Universidad por casi 30 años y que se retiró del cargo en febrero del año pasado, fue suspendida por pedir a sus aprendices firmar una nota de apoyo a Nassarpoco después de su arresto en 2016.

La mujer es la segunda ex empleada de la Universidad detenida en el marco de la investigación por los abusos del ex médico. En marzo pasado la Fiscalía acusó de cuatro delitos a un ex decano de la institución quien además fue señalado de participar en los abusos.

Nassar abusó sexualmente de decenas de gimnastas menores de edad en dos décadas de actividad bajo la apariencia de tratamientos médicos y fue condenado a penas de cárcel de entre 40 y 175 años por ese delito y por el de pornografía infantil.

Aunque la USAG conoció los abusos en 2015, los casos se hicieron públicos en el último año con las revelaciones de estrellas de la gimnasia estadounidense como Gabby Douglas, Jamie Dantzscher, Jessica Howard, Simone Biles y Jeanette Antolin, todas medallistas olímpicas.