Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Nueva York disfrutó este jueves un año más del tradicional desfile del Día de Acción de Gracias.

Es una costumbre que se remonta a 1924 y que en esta ocasión estuvo rodeado de especiales medidas de seguridad, informa Excélsior.

El desfile, organizado por la cadena comercial Macy's, recorrió calles del centro de la isla de Manhattan y se esperaba que lo siguieran a lo largo del recorrido 3.5 millones de personas, con más de ocho mil participantes.

También te puede interesar: Árbol de 60 años de antigüedad adornará el Vaticano

El espectáculo televisado transcurría tranquilamente, aunque a eso del mediodía, una ráfaga de viento empujó a un globo en forma de bastón de caramelo hacia las ramas de un árbol, y lo reventó casi al inicio de la ruta, en el Upper West Side de Manhattan; nadie resultó herido.

La celebración, en una mañana fría, se desarrolló en medio de grandes medidas de seguridad por el reciente atentado terrorista el 31 de octubre, y los disparos contra una multitud en Las Vegas, el 1 de octubre.

El operativo incluyó el despliegue a lo largo del recorrido de 81 camiones llenos de arena para evitar ataques como el del mes pasado, cuando un inmigrante uzbeko simpatizante del terrorismo islámico atropelló a decenas de personas, con un saldo de ocho muertos y 12 heridos.

También se colocaron francotiradores en las azoteas de los edificios y unidades especiales para detectar posibles explosivos.

Agentes del Departamento de Policía de Nueva York estuvieron circulando entre la gente portando armas de asalto y detectores portátiles de radiación.

Las autoridades dijeron que las medidas de seguridad especiales no están ligadas a ninguna amenaza específica contra la ciudad.

Desde que comenzó este desfile del Día de Acción de Gracias, únicamente quedó interrumpido entre 1942 y 1945 por la II Guerra Mundial.

Aunque en los primeros años llegaron a participar animales del zoológico de la ciudad, la costumbre de los globos comenzó en 1927.