Agencia
MÉXICO.- Desde que consiguiera su primer trabajo en inglés, Diego Boneta siempre se ha esforzado por hacerse con papeles que se alejaran del estereotipo de latinos o en los que, directamente, la nacionalidad del personaje ni siquiera fuera relevante para la historia y su gran sueño a nivel profesional sigue esa misma línea.

De hecho, nada haría más feliz al actor que entrar a formar parte de la franquicia Marvel, y no en un rol cualquiera, sino como un superhéroe que no se presentara necesariamente como mexicano. Pues, en el marco del lanzamiento en Nueva York de la colección Meisterstück Le Petit Prince de Mont Blanc a la que asistió como invitado especial junto a Erick Elías y Hugh Jackman, habló al respecto.

También te puede interesar:  Dan seis meses de cárcel al protagonista de 'Cantinflas'

"Uno de los objetivos a corto plazo que me he fijado, y sé que va a sonar muy cursi, pero es convertirme en el primer superhéroe latino de Marvel, con un personaje que no sea necesariamente latino", ha adelantado el actor y cantante en una entrevista a 'The New York Times'.

''Soy cien por cien mexicano y cien por cien americano''...

Mientras llega ese momento, Boneta seguirá afianzando su popularidad a nivel internacional con el estreno del esperado biopic de Luis Miguel en forma de miniserie que ha protagonizado para Netflix y Telemundo. Este nuevo proyecto podría suponer su consagración definitiva en la industria estadounidense, donde ya ha hecho sus pinitos con papeles en series como 'Scream Queens' y en el filme 'Rock of Ages', pero al intérprete no le interesa reinventarse como estrella de Hollywood.

Estrella juvenil

"No considero que sea mitad-mitad. Soy cien por cien mexicano y cien por cien americano", matiza sobre su intención de mantenerse en el mismo lugar que hasta ahora: moviéndose entre ambas culturas y con un pie a cada lado de la frontera.

Al artista y antigua estrella juvenil no se le escapa, sin embargo, que por muy de moda que estén los latinos las oportunidades para los intérpretes mexicanos siguen escaseando, un problema cuya solución considera que pasa por hacerse fuertes uniéndose.

"Los directores mexicanos están arrasando ahora mismo; y los actores mexicanos también deberían hacerlo", asegura acerca de la falta de una red de contactos y apoyo entre sus compatriotas. "Tengo muchos amigos australianos en Hollywood y ellos siempre tienen a sus colegas australianos durmiendo en sus sofás. Hice una película con Sam Worthington y me contó muchas historias sobre cómo había ayudado a los hermanos Hemsworth y cómo antes de eso había sido Russell Crowe quien le había ayudado a él. Y lo mismo sucede con los británicos".

Con información del portal Quién.