Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Si eres de las personas que cree que eliminar la tortilla de su plan de alimentación bajarás de peso, lamentamos decirte que estás en un error.

La tortilla de maíz contiene calcio, potasio, fósforo y libra. 

La tortilla de maíz no engorda, al contrario, los nutriólogos y el sector salud en México la han incluido en las dietas porque aporta el 38% de proteínas, el 45% de calorías y el 50% de calcio que el cuerpo humano requiere diariamente, así que decir que “es la culpable del aumento de peso” es solo un mito, informa el portal Televisa Espectáculos.

También te puede interesar: Mujeres que comen tortillas tienen menos riesgo de cáncer

El problema con la tortilla

De acuerdo con el Observatorio Mexicano de Enfermedades no Transmisibles (OMET), los hábitos alimenticios y la forma de preparar los comestibles podrían ser el verdadero problema del aumento de peso, así que la opción es descartar las tortillas fritas, los totopos y las tostadas.

El 94% de los mexicanos consume tortillas diariamente. 

¿Por qué es peligroso dejarla de comer?

Isaac Calderón Parra, especialista en nutrición aplicada al deporte de alto rendimiento, asegura que dejar de consumir tortilla con el objetivo de bajar de peso sin supervisión podría ser peligroso para la salud, pues afectaría al sistema inmunológico.

La tortilla fue parte fundamental de la alimentación de los incas, aztecas y mayas. 

“A los atletas de alto rendimiento se les recomienda consumir tortilla de maíz, no solo por la energía que brinda, sino porque todos sus nutrientes favorecen la recuperación muscular, fortalece el sistema inmune y contribuye a evitar enfermedades”.

La recomendación del experto es consumir al día máximo cinco tortillas de maíz para poder cubrir las necesidades de fibra y calcio que requiere el cuerpo humano, sin olvidar, el consumo de frutas y verduras en la dieta diaria.