Agencia
LOS ÁNGELES, Estados Unidos.- Una lista secreta de 2014 de unos 300 agentes problemáticos del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles, con antecedentes de deshonestidad y mala conducta, fue difundida por Los Angeles Times.

De acuerdo con Notimex, esa lista muestra en detalle anomalías cometidas por los agentes en el desempeño de sus funciones que van desde actos de corrupción, abuso de autoridad, falsedad de declaraciones, violencia doméstica y obstrucción de justicia, entre otros.

También te puede interesar: Policías de México deben pasar por un análisis de tatuajes

La lista secreta podría menoscabar su credibilidad cuando testifiquen ante un tribunal. Incluso los fiscales y muchos funcionarios de alto rango del sheriff no pueden ver esta llamada lista, aseguró el rotativo.

Cuando el sheriff Jim McDonnell intentó entregar la lista a la oficina del fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, el sindicato de alguaciles lo demandó, se indicó.

Los tribunales inferiores dictaminaron que la lista es confidencial y la Corte Suprema de California anunció que decidirá en fecha próxima sobre este asunto.

El diario revisó una versión de la lista Brady de 2014 y obtuvo documentos del gobierno y de la corte que detallan las acusaciones contra los agentes que en su mayoría siguen activos en distintas áreas.

En el reporte se da un extracto con casos particulares como la agente Andrea Cecere, acusada de falsas declaraciones y reportes por lo que fue suspendida en sus funciones por 20 días en 2011, pero actualmente sigue en activo.

Christian Chamness, otro agente, ha sido acusado de falso reporte y fuerza injustificada al lanzar gas lacrimógeno a un anciano, de 73 años.

El agente Casey Dowling, quien ahora está en el Servicio de Parques, fue acusado de conducta inmoral, cuya víctima incluso hasta pensó en el suicidio por el daño recibido.

El agente Timothy Jimenez, quien actualmente trabaja en la estación Walnut del sheriff, fue acusado de obstruir una investigación sobre drogas cuando intimidó a la novia de un traficante que debía declarar.