Agencia
Ciudad de México.-Casi todo el mundo tiene un dolor de cabeza en algún momento. La mayoría del tiempo, se consigue aliviarlo con una pastilla sin receta. Otras veces, aprender alguna manera de relajarse y de aliviar la tensión, o recibir un tratamiento para las infecciones de los senos nasales puede hacer que el dolor de cabeza desaparezca.

Pero a veces los dolores de cabeza pueden ser una señal de un problema de salud grave. La hipertensión, un accidente cerebrovascular, un tumor cerebral, una intoxicación con monóxido de carbono, infecciones, una conmoción cerebral y más cosas podrían estar asociadas con los dolores de cabeza.

Por eso es importante saber cuándo hay que tomar alguna medida. No intente diagnosticar el problema. Hable con su médico o vaya a emergencias y deje que los profesionales lo averigüen.

También te puede interesar: ¿Sufres de dolor de pies? Aquí te decimos cómo evitarlo

Los expertos médicos dicen que se debería considerar una emergencia de dolor de cabeza, lo suficiente como para llamar al 911, si:

Usted describiría el dolor de cabeza como el peor que ha tenido en su vida.
Su dolor de cabeza apareció de repente y siente que es explosivo.
Tiene una fiebre alta y náuseas, además de un dolor de cabeza.
Habla de forma poco clara, experimenta cambios en la visión, mareos, confusión o incapacidad de mover los brazos o las piernas de un lado de su cuerpo.
También hay razones para preocuparse si:
Su dolor de cabeza es el primero grave que ha tenido en su vida y le está limitando su capacidad de funcionamiento.
Su dolor de cabeza empezó justo después de una lesión en la cabeza, después de hacer ejercicio de forma extenuante o incluso después de mantener relaciones sexuales.
Su dolor de cabeza es extremo, y uno de los ojos parece inyectado de sangre.
Usted tiene más de 50 años y empieza a sufrir dolores de cabeza de repente por primera vez en su vida.
Tiene un dolor de cabeza persistente que empeora después de 24 horas.
Algunas situaciones en las que se produce un dolor de cabeza quizá no ameriten una llamada al 911, pero quizá sí merezca la pena ir al médico.
Ese es el caso si los dolores de cabeza le despiertan cuando está dormido o si empeoran en la mañana. Otra razón para ir al médico: si un dolor de cabeza persiste durante días o no tiene una causa aparente, como la tensión o la deshidratación.