Agencia
REINO UNIDO.- Dolores O’Riordan, la cantante de la banda The Cranberries, murió ahogada tras ingerir una gran dosis de alcohol, según el informe del Médico Forense de Westminster.

El fallecimiento de la líder del grupo irlandés ocurrió el pasado mes de enero mientras ella se hospedaba en el Hotel Hilton on Park Lane en Londres y su muerte se considera accidental. La mujer de 46 años se encontraba en esa ciudad para una corta sesión de grabación.

También te puede interesar: Sufren percance carretero Los Chicos del Barrio

Ahora se conoce que O’Riordan fue hallada en la bañera de su habitación donde se encontraron cinco mini botellas de champán, al igual que varios medicamentos por receta. Los exámenes toxicológicos reflejaron que la cantante tenía niveles “terapéuticos” de los medicamentos en su sangre, pero la cantidad de alcohol en su sistema excedía por cuatro veces el límite legal para manejar un auto.

El fallecimiento de O’Riordan tomó por sorpresa a los fans del alt rock en todo el mundo. El característico tono de voz de la artista distinguía el singular sonido de The Cranberries. El grupo alcanzó la fama a mediados de la década de los 90 con temas como “Linger”, “Zombie” y “Dreams”. O’Riardan hizo proyectos como solista y en 2017 la banda se reunió para salir de tour, aunque la gira estuvo empañada por problemas de salud de la intérprete.

Además de su legado musical, O’Riardan es sobrevivida por sus tres hijos. Ella fue enterrada en su pueblo natal Ballybricken, Limerick, en Irlanda.

Con información del portal de noticias Yahoo