Agencia
WASHINGTON, EU.- La semana pasada, durante la cumbre del G-7 en Canadá, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le dijo al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que le enviaría "25 millones de mexicanos", según dijo a "The Wall Street Journal" un alto funcionario de la Unión Europea que estuvo presente en dicha reunión.

La declaración del magnate se produjo cuando los líderes del G-7 discutían sobre migración, que según Trump era un gran problema para la Unión Europea y Estados Unidos.

También te puede interesar: Japón y EU, por una relación comercial 'libre y justa'

"Shinzo, tú no tienes este problema, pero puedo enviarte 25 millones de mexicanos y estarás fuera de tu puesto muy pronto", dijo Trump, según el funcionario.

"Shinzo, tú no tienes este problema, pero puedo enviarte 25 millones de mexicanos..."

Trump también pareció querer provocar al presidente francés Emmanuel Macron cuando los líderes discutieron sobre Irán y el terrorismo, dijo el funcionario al WSJ.

"Debes saber sobre esto, Emmanuel, porque todos los terroristas están en París", dijo Trump, según el funcionario.

El funcionario citado por el diario estadounidense, señaló que era visible que los líderes estaban irritados con la actitud y las palabras de Trump, "pero todos trataron de ser racionales y tranquilos".

La cumbre del G-7 eventualmente terminó en desorden luego de que Trump repentinamente revocara su posición sobre el comunicado conjunto que cada uno de los países había acordado firmar, argumentando la promesa del primer ministro canadiense de tomar represalias por los aranceles impuestos por EU.

Trump llegó tarde a la reunión de ese día en el G-7, se fue temprano, y luego atacó al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, al llamarlo "débil" luego de que el canadiense dijera que su país tomaría represalias por los aranceles a las importaciones del acero y el aluminio impuestos por EU.