Agencia
Ciudad de México.- Ya han pasado varios años desde que Edith González, dejó de formar parte de las estrellas exclusivas de Televisa. A lo largo de este tiempo, se ha enfocado en cuidar de sí misma, así como de disfrutar de su familia. El trabajo no ha faltado, pues se mantiene enfocada en diversos proyectos profesionales y su rostro no ha dejado de aparecer en la pantalla chica, luego de que en TV Azteca le abrieran las puertas.

Para dejar claro lo que ocurrió por aquellos años en que salió de la televisora a la que dedicó varios años de su vida, la rubia dio algunas declaraciones, informa el portal Hola! México.

Fue en 2010 cuando la noticia de su salida acaparó todos los titulares. Ocho años después, ella misma cuanta su versión de lo ocurrido, a partir de 2004, cuando se embarazó de su hija Constanza en medio de las grabaciones de la telenovela que protagonizaba, "Mujer de Madera".

También te puede interesar:  Televisa recorta sueldos a conductores de Hoy; esto ganarán ahora

“Yo le pedí al productor que me dejara seguir en la novela y él dijo que no me iba a faltar al respeto, que no iba a usar mi embarazo como algo así y entonces literalmente me corrieron. Esa es la realidad…”, contó la actriz a través de sus historias de Instagram, red social a través de la cual se mantiene en contacto con sus seguidores.

Edith fue puntual con sus declaraciones, reiterando que los cambios no solo ocurrieron a partir de su salida de la telenovela, pues la decisión que se tomó en la empresa fue más allá. “Y no solamente me corrieron de 'Mujer de Madera', sino también me corrieron de Televisa”, dijo quien protagonizó melodramas como "Los ricos también lloran", "Salomé", "Corazón Salvaje", entre otras. Pero nada la detuvo, ya que luego de que se presentara esa circunstancia continuó tocando puertas recibiendo una respuesta satisfactoria.

Durante la charla que sostuvo con sus fans, González quiso remarcar el cómo sucedió este acontecimiento. “La realidad es que me corrieron. Yo no me fui, me corrieron”, aseguró. Sin embargo, en algún momento existió la esperanza de regresar, aunque todo marchó por un rumbo distinto.

“Hice Mundo de fieras, hice 'Bailando por un sueño', como haciendo puntos para ver si me recontrataban y no lo hicieron. Al contrario, me mandaron a Colombia a hacer Doña Bárbara. Yo creo que se sintieron como medios culposos…”, señaló.

Protagonizar una telenovela en Colombia fue para Edith uno de sus mayores retos, algo que recibió con pleno entusiasmo, pues lo consideró como una oportunidad para actualizarse como actriz. “Yo neta ya estaba viendo como que en Televisa los productores querían siempre como sobreactuaciones, entonces cuando me dijeron irme a trabajar a Colombia dije of course, quiero una refrescadita, quiero no hacerla de mala, y después si eres buena, estar llorando todo el tiempo…”, finalizó.