Agencia
ESTADO DE MÉXICO.-  Rosalinda Esthefanie Morales García escribió como último mensaje “me levantó un taxi en Metepec (Estado de México)… el chofer no me deja bajar” antes de desaparecer el pasado 14 de diciembre tras salir de su trabajo para dirigirse a su casa.

Rosalinda Morales de 29 años abordó un taxi y escribió el alarmante mensaje a las 18:12 horas, lo envió a una amiga, a quien vería a las 19:00, según relata Excélsior. Desde entonces no se sabe nada de ella.

También te puede interesar: Estadounidense desaparecida es hallada muerta en Chihuahua

Una compañera del trabajo de su hija fue a verla a su domicilio, para platicarle que recibió el mensaje. Familiares inmediatamente dieron aviso a Fiscalía del Estado de México cuando se enteraron del mensaje.

Según reportan familiares, el día de su desaparición vestía un blusón blanco y un mallón negro. Como seña particular tiene un tatuaje bajo el vientre con un corazón rojo con el nombre de “Lalo”, así como otro del lado izquierdo bajo el vientre y dos más en los brazos de un ancla con un rosario (derecho) y uno de gaviotas (izquierdo).

Su mamá, Rosy “N” fue notificada sobre estos hechos la tarde del viernes 15 de diciembre y cuestionó que las autoridades no hayan encontrado este dato desde que realizó la denuncia por la desaparición de su hija, quien es trabajadora del Organismo de Agua y Saneamiento de Toluca.

En redes circuló el número de placas de taxi que corresponde al 5799-JFE, las cuales son de un auto robado, de acuerdo a Fiscalía. Los padres de familia pidieron ayuda a la población para encontrar a la mujer desaparecida.

La joven, que es madre de un menor de seis meses, podría haberse encontrado con su ex pareja, quien radica en Querétaro y de quien desconocían que estaba casado aún con una mujer de nombre Jessica, con quien incluso vive.

Ahora saben que cerca del mediodía pidió permiso para salir por “un problema familiar”. Según sus compañeras de trabajo, la escucharon discutir presuntamente con el padre de su hijo vía telefónica.