Agencia
Ciudad de México.- A casi dos meses del golpe que Eduardo Yáñez le propinó a un reportero durante un evento en Estados Unidos, mismo por el que enfrentará un proceso legal en dicho país, el actor mexicano explicó cómo ha retomado su vida tras este suceso.

“La vida sigue igual, la vida tiene que seguir”, manifestó Yáñez en entrevista para el programa Hoy, informa Agencia México.

El histrión fue captado en el aeropuerto de la Ciudad de México minutos antes de realizar el viaje que emprendió para afrontar la demanda que entabló en su contra el periodista Paco Fuentes, por la agresión antes mencionada.

También te puede interesar: Kate del Castillo vuelve a los escenarios con una comedia

Al respecto de este proceso, Eduardo expresó: “yo lo único que quiero es resolver este problema de la mejor manera y a eso es a lo que voy, vamos a ver como la otra parte se comporta”.

Al ser cuestionado sobre si este viaje fue para alejarse de los problemas, el mexicano explicó: “No vine para olvidarme, sino precisamente para juntarme, como lo dije anteriormente, con mis seres queridos, y ya listo para ir a resolver mis problemas en los que yo mismo me metí”.

Sobre la exposición mediática que ha vivido en los últimos meses, Yáñez dijo: “Pues nunca había visto mi vida personal tan expuesta y esto me deja una experiencia para cuidar todavía mucho más mi vida personal, y ser más hermético todavía en cuanto a lo que tiene que ver con mis seres queridos, la gente que me ama, la gente que amo, que vive cerca de mí”.

Asimismo, Eduardo confesó con una sonrisa que se acercó a una persona profesional tras esta confrontación. “He estado viendo una persona profesional pero no precisamente para eso, sino en general, cuando los compañeros periodistas que siempre han creído en mí y el público que siempre ha creído en mí, seguiré siendo el mismo, trabajaré para el público como siempre lo he hecho y aquellos compañeros periodistas que me beneficien con su crítica respecto a mi carrera serán bienvenido, al contrario eso me ayuda a mí a crecer”.

Finalmente, el mexicano accedió a tomarse algunas fotografías con sus seguidoras, mismas que no dudaron en bromear con él y recordarle el tema de la cachetada, situación que Yáñez tomó con humor y les sonrió.