Agencia
MÉXICO.- La consejera de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Sylvia Schmelkes del Valle, consideró necesario redoblar los esfuerzos que se han realizado para otorgar educación de calidad con equidad a más de siete millones de niños, niñas y adolescentes indígenas de México.

Dijo que las directrices emitidas por este instituto para contribuir a una adecuada atención educativa de esa población, constituyen un elemento importante para lograr ese objetivo, pero que requieren del acompañamiento y gestión de las autoridades educativas federales y estatales, así como de una mayor comunicación y coordinación entre todos los actores del sistema educativo.

También te puede interesar: AMLO tendrá una reunión con el presidente de Guatemala

Ante representantes de las autoridades educativas de las entidades federativas y de la Administración Federal de Servicios Educativos de la Ciudad de México, recordó que el propósito de las directrices emitidas por el INEE, es fortalecer la interculturalidad y la inclusión, así como la calidad, equidad y pertinencia cultural de la educación de los indígenas.

De acuerdo con un comunicado, en el Segundo Foro Nacional de Seguimiento a las Directrices para Mejorar la Atención Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes Indígenas, organizado por el INEE, Schmelkes del Valle informó sobre el interés de las autoridades por contar con un diagnóstico que muestre las condiciones en que están recibiendo los menores indígenas la educación obligatoria.

El propósito de las directrices emitidas por el INEE, es fortalecer la interculturalidad y la inclusión...

Destacó que si bien las recomendaciones de este instituto han sido aceptadas por las autoridades educativas, se requiere de la definición de acciones y de avances concretos. Se necesita de mayor inclusión de las directrices en los planes estatales de desarrollo educativo, enfatizó.

La consejera del INEE resaltó que las directrices emitidas por este instituto para mejorar la atención educativa de los indígenas han contribuido a posicionar el problema de la educación indígena en las preocupaciones a nivel nacional y en los diferentes estados.

Convocó a maestros, legisladores locales y federales, organizaciones de la sociedad civil, académicos, padres de familia y a la sociedad en general, a involucrarse en la promoción y verificación del cumplimiento de las directrices, pues son un mecanismo importante para mejorar la calidad de la enseñanza.

Con información del portal de noticias Notimex.