Agencia
DALLAS, Texas.- El teniente coronel retirado de la Marina de Estados Unidos, Oliver North, conocido por su papel en el escándalo Irán-Contras en la década de 1980, presidirá la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

"Esta es la noticia más emocionante para nuestros miembros desde que Charlton Heston se convirtió en presidente de nuestra asociación", anunció Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de NRA, en un comunicado.

También te puede interesar: Trump defiende derecho a portar armas

"Oliver North es un guerrero legendario de la libertad estadunidense, un comunicador dotado y un líder hábil. En estos tiempos, no puedo pensar en nadie mejor preparado para servir como nuestro presidente", indicó.

El anuncio se da un día después de que la NRA concluyera su 147 asamblea anual en Dallas, con la asistencia de unos 85 mil miembros de la agrupación.

North informó en el comunicado de la NRA que se retira de inmediato cómo comentarista de la cadena de noticias Fox News.

"Me siento honrado de haber sido seleccionado por la Junta de NRA para servir pronto como el presidente de esta gran organización", señaló.

"Aprecio que la junta inicie un proceso que me permite unas pocas semanas para poner en orden mis asuntos, y estoy ansioso por comenzar a trabajar como el nuevo presidente de la NRA", añadió.

La Campaña Brady para Prevenir la Violencia con Armas hizo una declaración en respuesta al nombramiento de North: "quizás la NRA está sintiendo la presión de los últimos meses para cambiar su liderazgo, pero es francamente desconcertante que ellos elijan instalar un pararrayos en la parte superior de la organización", dijo el copresidente Kris Brown.

"El mismo nombre de Oliver North es sinónimo de corrupción y desgracia", indicó Brown en un comunicado.

Controvertido pasado

North sirvió en Vietnam, donde ganó medallas de combate. En los años 80, fue un ayudante en la administración del entonces presidente Ronald Reagan y un participante central en la operación del gobierno para vender armas en secreto a Irán y utilizar los fondos para apoyar a los contras anticomunistas en Nicaragua.

Fue declarado culpable de tres delitos graves por su papel en el asunto, pero esos fallos fueron anulados por un juez federal en 1990.

North pasó a convertirse en un presentador de programa de entrevistas y realizó un intento fallido de obtener un escaño en el Senado de Estados Unidos.