Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Un pequeño no soportó ver triste a su padre y decidió ir a consolarlo tras quedar eliminado en las calificaciones del US Open

El francés, Nicolás Mahut, peridó su partido ante el español, Tommy Robredo, por parciales de 6-3,2-6 y 6-3, por lo que al terminar el partido, salió con los ánimos por los suelos y se fue directamente a su silla, donde su pequeño hijo, Natanael, de siete años, saltó a la cancha para abrazar a su padre, informó Vanguardia MX.

El ganador del encuentro, Tommy Robredo, antes de retirarse de la cancha fue a saludar su rival y al pequeño que consolaba a Mahut.

Tambien te puede interesar: ¡Termina el Maratón de la CDMX! Conoce a los ganadores

No es la primera ocasión en que el pequeño salta a la cancha para estar con su padre, hace unos meses, Mahut se coronó campeón en dobles de Roland Garros junto a Pierre- Hugues Herbert,  y el pequeño festejó junto a su padre para gusto del respetable.