Agencia
Ciudad de México.- Una empleada del Instituto Nacional Electoral (INE), denunció que fue víctima de acoso sexual y laboral por parte de Jorge Lavoignet, director del secretariado de dicha institución, sin embargo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), no aplicó el protocolo correspondiente al caso y la denunciante fue despedida injustificadamente.

Ante la falta de respuesta de las autoridades, un medio nacional abordó el caso el pasado 3 de enero, y el día de hoy, el coordinador nacional de Comunicación Social, Rubén Álvarez respondió que el INE activó el protocolo correspondiente, lo que "implica el inicio de la investigación sobre las conductas atribuidas al director del Secretariado y la garantía del respeto de los derechos de la víctima", informa el portal Radio Fórmula.

En el comunicado, Álvarez aseguró: "La investigación y el procedimiento se realizan de forma imparcial y con perspectiva de género".

También te puede interesar: Interjet analiza caso de acoso de piloto a sobrecargo (video)

La víctima, identificada como Karla, además de acusar a Lavoignet Vázquez, también denunció al personal de esa área por la misma conducta en su juicio para dirimir los conflictos laborales de los servidores del organismo electoral. "Sufrí violencia, hostigamiento, acoso sexual y acoso laboral, no sólo del personal adscrito del propio director del Secretariado del Instituto", afirmó Karla.

Relató que el hostigamiento consistió en que, "personalmente y en reiteradas ocasiones generó violencia sexual y emocional hacia mi persona, tocamientos lascivos con fines sexuales y posteriormente un continuo hostigamiento y acoso sexual para que tuviera relaciones sexuales con él".

En cuanto al INE, Karla reconoció que sí cuenta con un protocolo ante estos casos "en su afán de prevenir y, en su caso, eliminar el acoso sexual y laboral".

Pero, la denunciante considera que el protocolo es insuficiente porque "no cuenta con elementos legales o previsiones que puedan ayudar de forma fehaciente a las víctimas de casos como el mío, que culminó en mi separación injustificada (…) en el mismo no se previene regulación alguna que establezca el proceso a seguir en casos como el mío y los derechos de la víctima de hechos tan atroces como que tuve que vivir", explicó, Karla.

Por temor a represalias a su persona y porque fue separada de sus labores, no pudo hacer valer el protocolo, por lo que su aplicación se sale del marco, relató Karla ante el TEPJF.

El INE, luego de ser acusado por la víctima de agravio a sus derechos humanos, laborales y prestaciones, semanas después decidió tomar cartas en el asunto y Karla pronto será reinstalada en su cargo. Ahora, la denunciante pide al TEPJF el juicio de su caso con plena perspectiva de género.