Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El caso de Miranda Mendoza Flores, una estudiante de 18 años del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Plantel Oriente, de la UNAM, quien fuera secuestrada y asesinada, continúa sin esclarecerse.

De acuerdo con Animal político, la institución expresó el pasado domingo 2 de septiembre, a través de un comunicado su “más enérgica protesta por este acto de violencia”, y exigió a las autoridades esclarecer el crimen y castigar a los responsables.

También te puede interesar: Se registra trifulca en la rectoría de la UNAM

La joven fue vista por última vez el pasado 20 de agosto, cuando salió de la escuela ubicada en Iztapalapa, Ciudad de México. Ese día no llegó a su casa.

Sus familiares, habitantes del municipio Los Reyes La Paz, recibieron una llamada, en donde  se les exigió un pago de 5 millones de pesos, para liberarla, pero no se concretó la negociación económica, según el reporte de Reforma.

Al día siguiente, la Policía Federal localizó el cuerpo desnudo y calcinado de una mujer, en carriles laterales con dirección hacia Chalco, a la altura del Municipio de Cocotitlán, Estado de México.

Los estudios genéticos posteriores confirmaron que el cuerpo pertenecía a Miranda Mendoza. Ésto fue dado a conocer el sábado pasado y hasta el momento no se tiene información de los responsables.

En su mensaje, el CCH Oriente convino en mencionar que hubo un caso de secuestro. La Fiscalía mexiquense, inició  una investigación bajo el protocolo de feminicidio, por la forma en que fue hallado el cuerpo de la joven.

De enero a julio de este año, de acuerdo con cifras oficiales, fueron registradas 469 carpetas de investigación por el delito de feminicidio en el país. En 2017 fueron 701, y en 2016 un total de 585.

De los 469 casos de enero a julio de 2018, 51 ocurrieron en el Estado de México, lugar donde fue encontrado el cuerpo de la joven.