Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Demi Lovato ha tenido que tomar una de las decisiones más difíciles para cualquier artista que esta de gira: cancelar un concierto. En este caso se trata del show que debería haber ofrecido en el O2 Arena de Londres, un evento que no se pudo llevar a cabo debido al grave estado de salud de la artista.

De acuerdo con el portal Vanguardia, además de estar enferma, sus cuerdas vocales están tan delicadas que cantar en directo era uno de los mayores riesgos al que podía someterse.

También te puede interesar: ¡No te lo pierdas! Se acerca el concierto de Ha*Ash en Cancún

La decisión fue difícil pero la gira completa de Demi Lovato estaba en juego. Y es que, tal y como ella misma explicó en un escrito que publicó en sus redes sociales, haber cantado anoche en Londres habría supuesto el fin de su tour.

"Escribo esto entre lágrimas y frustración y tristeza, tengo que posponer mi concierto de Londres en el O2 esta noche debido a que estoy muy, muy enferma, y una inflamación de mis cuerdas vocales que han sido examinadas por un doctor. Si salgo esta noche y me daño las cuerdas vocales potencialmente tendría que cancelar mi tour completo”, explicaba la cantante a sus fans.

“Siento tanto tanto decepcionar a mis fans en Londres que han viajado horas para estar aquí ya sea en avión o en coche, y todos aquellos fans que compraron las entradas por su cumpleaños, vacaciones o por una ocasión especial. Me rompe el corazón haberos fallados”, se disculpaba Demi, dejando claro que sabía cómo debían sentirse los seguidores que esa noche no la podrían ver en directo.

“Que sepáis que siento vuestra frustración y que absolutamente no haría esto menos que tuviera. Para todos los que compraron su entrada para el show de esta noche, os veré para la nueva fecha del 25 de junio después de Madrid y de Rock in Rio. Gracias por la compresión. Os quiero”, se despedía de sus followers Demi Lovato.