Agencias
TASMANIA.- Una nueva especie de pez fue encontrada por el Equipo de investigación marina del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos (IMAS) y el Proyecto de Ciencia Ciudadana Inspección de Vida Arrrecifal, los especialistas consideraron a este pez como ‘el más raro del mundo’ debido a su aspecto y apariencia.

También te puede interesar: ¡Fuga! Se escapan más de 50 babuinos de un zoológico en París

De acuerdo con información de el portal Excélsior, el pez de manos rojas o Thymichthys politus, se encuentra solo en el sudeste de Tasmania, hasta la semana pasada solo se habían identificado una población restante de 20-40 individuos. El nuevo sitio, que no será divulgado hasta discutir las opciones de manejo, también estiman cerca de 20-40 individuos, se encuentra a varios kilómetros de distancia de la población previamente conocida en la bahía Frederick Henry.

La nueva población fue descubierta por un miembro de la población que reportó haber visto un pez en el área, y un grupo de siete buzos pasaron dos días revisando el área.

Antonia Cooper, Técnico Oficial de IMAS, descubrió el pez justo cuando el equipo estaba por darse por vencido. “Estuvimos buceando durante aproximadamente tres horas y media, cerca de las dos horas sólo nos mirabamos mutuamente pensando el lo poco prometedor que era la búsqueda”, dijo la Sra. Cooper. 

“Descubrir esta segunda población supone un gran alivio porque duplica el número de ejemplares que creemos quedan en el planeta”, dijo el científico de IMAS Rick Stuart-Smith.

Otro hecho: animales no sobreviven al frío de Kazajistán

Cientos de videos han circulado en las redes sociales sobre las afectaciones que ha causado el intenso frío de esta temporada invernal, desde las iguanas que se congelaron en Estados Unidos, hasta el menor en China que llegó al colegio con el pelo lleno de nieve; ahora en Kazajistán las bajas temperaturas congelaron a los animales que trataban de ponerse a salvo.

República de Kazajistán es un país transcontinental, con la mayor parte de su territorio situada en Asia Central y una menor en Europa, publicó el portal El Tiempo, donde los animales silvestres mueren congelados tras las bajas temperaturas que rondan entre los 30 grados bajo cero junto con vientos huracanados.