Agencia
WASHINGTON.- Luchaba este jueves para mantener el apoyo internacional ante la amenaza nuclear de Corea del Norte, mientras Rusia advertía que las sanciones contra Pyongyang han fracasado y China eludió dialogar sobre un embargo petrolero.

También te puede interesar: ¡Libre de cargos! Declaran inocente a mexicano en EU

De acuerdo con Debate, las tensiones están en alto luego que Washington advirtió que el régimen de Kim Jong-Un será "totalmente destruido", si su ambición por desarrollar un arsenal de misiles nucleares de largo alcance provoca una respuesta militar.

"El enviado chino, quien acaba de regresar de Corea del Norte, parece no haber tenido ningún impacto en el 'pequeño hombre cohete'", escribió el mandatario en Twitter, aludiendo a Kim, a quien también calificó de "cachorro enfermo" y amenazó con nuevas sanciones.

Pero los esfuerzos estadounidenses para aislar a Kim, golpear su economía y forzarlo a negociar han fracasado, como lo evidenció el lanzamiento esta semana de un misil balístico intercontinental (ICBM) capaz de alcanzar cualquier punto de Estados Unidos.

También puso fin a un 'impasse' de dos meses sin pruebas de misiles norcoreanos, que había despertado esperanzas de un inicio de conversaciones diplomáticas.

Washington respondió pidiendo sanciones más duras contra Pyongyang durante una reunión del Consejo de Seguridad el miércoles, mientras el presidente Donald Trump comenzó este jueves a quejarse de China.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aclaró que Estados Unidos no busca un cambio de gobierno en Corea del Norte y solo está enfocado en la "desnuclearización" de la península coreana.

El jefe del Pentágono, Jim Mattis, afirmó que Washington realizará esfuerzos diplomáticos "implacables", incluyendo en el Consejo de Seguridad de la ONU, para resolver la crisis con Corea del Norte.