Agencia
Estados Unidos.- Una mujer se hizo pasar por embarazada durante varios meses, su compañera de trabajo tuvo un bebé y ella la asesinó, pensaba criar a la pequeña como suya.

De acuerdo con el portal de noticias El Debate, la asesina, una inmigrante indocumentada, fue sentenciada por el homicidio de su compañera y el rapto del bebé, este fue un crimen que conmocionó a Estados Unidos.

 No había marcha atrás, o decía la verdad o llevaba un bebé a casa

Yesenia de 36 años de edad viajó de Dallas a Kansas para llegar a la casa de Laura, dispararle y huir con su bebé de seis días de nacido.

La niña fue encontrada dos días después y devuelta a sus familiares, los hechos sucedieron en 2016.

También te puede interesar: Gritaban que los sacaran: embarazada y sus 3 hijos mueren en incendio

Yesenia fue acusada de asesinato premeditado e intencional en primer grado, secuestro e interferencia con la custodia de los padres.

La mujer volvió a casa pensando que “se despertaría y criaría a ese bebé y su vida comenzaría de nuevo”

En el juicio se dio a conocer que la sentenciada fingió estar embarazada después de haber sufrido un aborto involuntario. Después se enteró de que su ex compañera de trabajo tenía días de haber dado a luz y ejecutó los hechos.

La inmigrante incluso tuvo un baby shower y llegó a un punto que no había marcha atrás, o decía la verdad o llevaba un bebé a casa, informó La Opinión.

Marc Bennett, fiscal de distrito del condado de Sedwick, dijo que la mujer volvió a casa pensando que “se despertaría y criaría a ese bebé y su vida comenzaría de nuevo”.

La condenada dijo a KUVN-TV que su ex compañera acordó darle la bebé, pero durante una riña, el disparo salió accidentalmente.