Agencia
Estados Unidos.- Así celebró este viernes Donald Trump el encuentro entre los líderes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de Corea del Sur, Moon Jae-in, al que calificó de "histórico", aunque puso reparos al señalar que "el tiempo dirá" si los resultados fueron buenos..

"Tras un año furibundo en lanzamientos de misiles y pruebas nucleares, tiene lugar un histórico encuentro entre Corea del Norte y del Sur", escribió Trump, tras el acuerdo para buscar un tratado de paz permanente y la completa desnuclearización de la península.

"Están ocurriendo cosas buenas, pero sólo el tiempo dirá", agregó Trump, que tiene previsto reunirse con Kim Jong-un en fecha aún por fijar.

También te puede interesar: Trump y Kanye West comparten twits, ¿qué se dijeron?

Trump escribió: "¡TERMINA LA GUERRA DE COREA! ¡Estados Unidos, y todo su GRAN pueblo, deberían estar muy orgullosos de lo que está ocurriendo en Corea!".

En otro tuit, el mandatario norteamericano reconoció: "Por favor, no olvidemos la ayuda que mi buen amigo Xi, presidente de China, ha dado a los Estados Unidos, particularmente en la frontera de Norcorea. ¡Sin él, habría sido un proceso mucho más largo y duro!".

En 2017 Pyongyang llevó a cabo su ensayo nuclear más potente hasta ahora: misiles balísticos intercontinentales (ICBM) capaces de alcanzar territorio continental de Estados Unidos.

En una declaración conjunta, Moon y Kim confirmaron "el objetivo común de obtener, mediante una desnuclearización total, una península coreana no nuclear".

"No habrá más guerra en la península coreana", agregaron tras la cumbre, la primera en más de una década y 65 años después de que la contienda bélica terminara apenas con un armisticio en vez de un tratado de paz.

Días atrás, durante la visita del francés Emmanuel Macron a Washington, Trump había elogiado al líder de Corea del Norte: "Kim Jong-un realmente ha sido muy abierto y creo que muy honorable".

"Vamos a tener una reunión con Kim Jong-un muy pronto. Nos han dicho directamente que les gustaría tener la reunión lo antes posible. Eso es algo muy bueno para el mundo", había adelantado Trump, que habló de "buenas conversaciones" entre los EE.UU. y el régimen norcoreano.

Esas conversaciones eran las que mantuvo, en un viaje secreto, el nuevo canciller de Trump, Mike Pompeo, ex director de la CIA.

Las dos Corea buscan poner punto final al conflicto de forma permanente y para ello tratarán -según el texto- de reunirse con Estados Unidos y quizá también con China (ambos firmantes del alto el fuego) "con vistas a declarar el fin de la guerra y establecer un régimen de paz permanente y sólido".