Agencia
GUANAJUATO.- Un estudiante colombiano, integrante del programa de intercambio en la Universidad de Guanajuato, fue hallado muerto la mañana del domingo en el antiguo camino a Marfil, en la capital del estado.

El estudiante estaba asignado a la unidad Yuriria y participaba en una estancia de verano.

De acuerdo con vanguardia.com, una noche antes había viajado a la ciudad de Guanajuato junto con un grupo de compañeros; sin embargo, fue detenido por la policía municipal de esta localidad por escandalizar y beber en la vía pública. Al día siguiente amaneció colgado de un árbol.

También te puede interesar: Lo arrestan y confiesa haber asesinado a 7 niños en Pakistán

Las autoridades locales realizan las investigaciones correspondientes y presumen que se trató de un suicidio; sin embargo, sus compañeros y la propia Universidad de Guanajuato, exigen una investigación profunda para esclarecer el hecho.

"La idea es que no queden dudas al respecto, de ninguna manera, subrayando que es un acto totalmente lamentable, independientemente de las circunstancias, la Universidad lo lamenta profundamente y ojalá la investigación se haga lo más pronto posible para poder tener algo más claro y estemos tranquilos todos”, comentó Gerardo González, vocero de la Universidad de Guanajuato.

Proponen ahorcar a las personas que abusen de niños

Un comité del Senado de Pakistán ha propuesto ahorcar en público a quienes maten o abusen sexualmente de menores como reacción a la violación y asesinato de Zainab Ansari, una niña de siete años, informó RT.

En su Código Penal, Pakistán ya contempla la pena de muerte por el secuestro de cualquier persona con menos de 14 años en el que la víctima termine muerta o con daños graves, pero el presidente del Comité de Asuntos Interiores de ese país, Rehman Malik, insiste en queesa norma incluya la frase "por ahorcamiento público", informa Ary News.

Las autoridades de ese país han propuesto esta enmienda después de que el 23 de enero arrestaran a un hombre de 24 años como principal sospechoso del crimen, debido a que su ADN coincidió con la muestras recogidas del cuerpo de la menor, según relataron las autoridades de la provincia de Punyab.

El asesinato de Ansari, cuyo cuerpo sin vida y con signos de violación hallaron entre la basura de un suburbio de Lahore hace dos semanas, desató protestas masivas y enfrentamientos con la Policía, en los que fallecieron otras dos personas. 

El sospechoso es Imran Ali, un vecino de Zainab Ansari, quien confesó ser el autor de los hechos y haber matado a siete muchachas más, por lo menos.

"Quiero que Imran Ali sea ahorcado en público. Pediré a los partidos políticos que apoyen mi iniciativa", afirmó el jefe del Gobierno provincial, Shahbaz Sharif.

Más de mil 700 niños fueron molestados sexualmente en Pakistán en la primera mitad de 2017, según datos de la organización no gubernamental Sahil. Asimismo, el año anterior se produjeron más de cuatro mil denuncias relacionadas con ese tipo de conductas, lo que supone que cada día habrían sufrido abusos 11 niños.