Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Los efectos del terremoto del 19 de septiembre aún se resienten en la capital, donde mil 233 escuelas resultaron dañadas y 60 mil 349 estudiantes de escuelas públicas de nivel básico (preescolar, primaria y secundaria) aún esperan regresar a clases, informó el titular de la Secretaría de Educación (SE) de la Ciudad de México, Mauricio Rodríguez Alonso.

También te puede interesar: Arrestan a presunto homicida de periodista en México

De acuerdo con López Dóriga, el funcionario capitalino informó que 95 por ciento de los alumnos, un millón 267 mil, ya están de vuelta a clases y en el caso de quienes aún no retornan se buscan esquemas para que lo hagan lo más pronto posible.

“En algunos casos se tuvieron que reubicar escuelas dentro de otras y ha venido avanzando el tema de la implementación de aulas provisionales que es donde están y el 95 por ciento hoy día ya están tomando clases”, aseguró.

Cuestionado sobre si hay riesgo de que los alumnos que aún no vuelven a clases puedan perder su ciclo escolar, lo descartó. “Deben de tener certeza de ese tema, lo estamos revisando con la SEP (Secretaría de Educación Pública), implementando acciones para que de esos 60 mil en unos días informemos que ya atendimos a un porcentaje importante y tendremos a la brevedad un esquema de atención para ellos”, aseguró.

“Estamos trabajando para que nadie pierda el ciclo escolar. Encontraremos juntos un esquema, de la SEP hay total sensibilidad para atender el tema y estamos trabajando para que ese 5 por ciento no se vea afectado ciclo escolar”, aseveró.

De las mil 233 escuelas que resultaron afectadas, 87 son las que no han reiniciado labores, de acuerdo con información del secretario.

Rodríguez Alonso reconoció que en algunos casos se ha complicado la reubicación en otras escuelas y expuso que así ocurrió en Iztapalapa.

“El caso de Iztapalapa es muy significativo porque las escuelas son de mil alumnos en la mañana y mil alumnos en la noche, dónde metes otros mil en el patio y ahí hubo el caso de 9 solicitudes a la jefatura delegacional para instalar aulas provisionales y espacios educativos en deportivos, parques, predios, no lo decidimos a nuestro libre albedrío”, agregó.

El secretario expuso que al respecto se ha solicitado la opinión de la SEP y el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), además de trabajar en coordinación con las delegaciones. Indicó que el total de escuelas afectadas, 418 tienen daños moderados, con bardas agrietadas o desplomadas, pero que no afectan al plantel; empero los padres han solicitado que se les haga un estudio estructurista y se le hará para certeza de ellos.

Respecto a escuelas con mayores daños dijo que de 9 que serán demolidas, en dos solo será de manera parcial.

Para la reparación de las escuelas se contará con mil 293 millones de pesos del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y tramitan ante la Secretaría de Hacienda que se le transfieran a la ciudad de México 120 millones de pesos de remanentes del fondo de aportaciones múltiples.

A ello, se agregarán recursos del presupuesto de egresos del 2018.