Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Conductor bajo los efectos del alcohol perdió el control de su unidad y se impactó contra el muro que divide ambos carriles, lo cual lo catapultó hacia el segundo nivel de un edificio comercial, donde sus tripulantes permanecieron atrapados hasta que llegaron los bomberos a rescatarlos. Para bajar el vehículo fue necesaria la ayuda de una grúa.

Durante la madrugada del domingo un automóvil blanco Nissan Altima terminó incrustados en el segundo piso de un edificio comercial en California, Estados Unidos, informó El Comercio. El vehículo voló cerca de 10 metros, afortunadamente sus dos únicos tripulantes sobrevivieron y resultaron con heridas leves.

También te puede interesar: Los cascos, más allá de un artículo para evitar multa

Eran las 5:30 de la madrugada, cuando el conductor decidió pisar el acelerador sin mayor precaución. El carro se elevó por el aire y se metió por la ventana del segundo piso a un consultorio dental.

La escena surrealista que decoraba el 319 al este de la calle 17, en la ciudad Santa Ana, California, fue resuelta por la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange (OCFA). Los agentes de rescate se encargaron de sacar el vehículo y salvar la vida del conductor y pasajero.

Un pasajero logró salir oportunamente del automóvil, pero el otro quedó atrapado por más de una hora producto del choque. Afortunadamente, el edificio comercial de dos pisos se encontraba desocupado cuando sucedió el accidente, por lo que nadie más resultó herido.

Según la Policía de Santa Ana, el conductor admitió haber estado bajo la influencia de narcóticos. Por esta razón, tras el rescate fue enviado a un hospital para su evaluación.

El informe pericial revela que el automóvil iba a alta velocidad por la calle French, que al llegar al cruce con la calle 17 el conductor siguió avanzando y se topó con el divisor central Esto último provocó que se elevara y volara sobre tres carriles quedando incrustado en el segundo piso de un edificio.

El impacto provocó un incendio leve, que también fue controlado por los bomberos.