Agencia
ARIZONA.- A días de que el legislador demócrata John Conyers presentara su renuncia tras supuestas acusaciones de acoso sexual y horas después que el senador demócrata por Minnesota, Al Franken, informó ante el pleno de la cámara alta que dejará su curul, el representante republicano Trent Franks, de Arizona, anunció que dejará su cargo el mes próximo mes tras revelar que discutió subrogación con dos mujeres de su equipo legislativo.

El congresista republicano Trent Franks anunció que dejará la Cámara de Representantes de Estados Unidos el próximo 31 de enero después de que el Comité de Ética de ese órgano anunciara una investigación en su contra por proponer a dos de sus trabajadoras que hiciesen de vientre de alquiler para él, informó RPP.

También te puede interesar: Voz de víctimas de acoso se apodera de la revista Time

"Asumo la responsabilidad total y personal por las formas en las que abordé un tema que, sin que yo lo supiera hasta hace muy poco, generó incomodidad en algunas personas", dijo Franks, uno de los congresistas más conservadores de la cámara, en un comunicado.

"Asumo la responsabilidad total y personal por las formas en las que abordé..." 

El congresista por Arizona desde 2003 confesó que su esposa y él han enfrentado problemas de fertilidad y que han sufrido tres abortos, por lo que ya recurrieron a un vientre de alquiler para concebir a sus dos hijos, que son gemelos y nacieron en 2008.

"Seguimos con el deseo de tener al menos un hijo más. Debido a mi familiaridad y experiencia con el proceso de subrogación", comentó. Sin embargo, admite que se convirtió en "insensible" en la forma de hablar de ese proceso. Por esta razón, el Comité de Ética de la Cámara Baja iba a iniciar una pesquisa por "participar en una conducta que constituye acoso sexual".

Franks es el tercer legislador que renunció esta semana a su escaño como resultado de acusaciones de conducta sexual inapropiada o acoso sexual, después de Franken y el congresista demócrata John Conyers.

Otro caso de acoso en el Congreso

El senador demócrata Al Franken anunció este jueves su dimisión "en las próximas semanas" bajo la presión de su propio partido después de que ocho mujeres le acusaran de acoso sexual, informó Meganoticias.

Franken fue acusado semanas atrás por la conductora Leenan Tweeden de manosearla mientras estaba dormida en un viaje de apoyo a las tropas, y de besarla sin su consentimiento en 2006. Otras mujeres se sumaron después a las acusaciones.

Por otra parte, la caída del Conyers, quien ocupó su escaño distrital por el estado de Michigan por más de cinco décadas, inició luego que el portal de noticias BuzzFeed reveló que su oficina pagó 27 mil dólares para resolver una queja de una mujer que dijo que fue despedida después de rechazar sus avances sexuales.

La semana pasada el periódico Político reveló que la oficina del congresista republicano, Blake Farenthold, pagó con fondos públicos, 84 mil dólares a una exempleada que lo acusó de discriminación de género y acoso sexual.

Farenthold, quien representa al distrito 27 de Texas, y hasta ahora no ha enfrentado las presiones de que fueron objeto Franken y Conyers, rehusó confirmar el reporte aduciendo estar impedido por una ley.