Agencia
ESTADOS UNIDOS.- La tarde de este jueves, a través de su cuenta de Twitter, el presidente Donald Trump anunció que a partir del próximo 9 de abril el teniente general H.R. McMaster dejará de desempeñarse como su consejero de Seguridad Nacional, cargo del que será relevado por el exembajador estadounidense ante la ONU, John R. Bolton. 

Trump se dijo gustoso de anunciar la incorporación de Bolton y agradeció a McMaster por su servicio y amistad. El ajusre llega apenas días después de que medios estadounidenses reportaran que McMaster aconsejó al presidente no felicitar a su homólogo ruso, Vladimir Putin, por su reelección, publico SDP Noticias.

También te puede interesar: Trump acusa a fiscal de 'cacería de brujas'

Sin embargo, fuentes de la Casa Blanca dijeron a The New York Times que la separación era algo que venía platicándose desde hace semanas y que no tiene nada que ver con la filtración sobre Putin. McMaster no sólo estaría dejando el gobierno de Trump, sino retirándose por completo del servicio militar. 

McMaster centró sus esfuerzos en revisar y atender algunos de los temas más preocupantes de la implementación de la política internacional de Trump. El presidente habría decido apresurar su salida pues tiene la intención de llegar con equipo completo a la reunión que sostendrá con el líder norcoreano Kim Jong-un en mayo. 

El cambio en la posición de Consejero de Seguridad Nacional es el segundo en lo que va de la administración de Trump. El 13 de febrero de 2017, el primer seleccionado, el general Michael Flynn, tuvo que renunciar tras reconocer que no se condujo con la verdad respecto al contenido de una conversación que sostuvo en diciembre de 2016 con el embajador ruso Sergei Kislyak. 

McMaster era conocido por su estilo marcial y directo. De hecho, el condecorado teniente general no había tenido problemas en confrontar al mandatario en relación a su política con Afganistán, que conocía de cerca porque había servido allí, y para la que recomendaba una implicación más duradera.

Por su parte, Trump buscaba la manera de cumplir su promesa de reducir la presencia de las tropas estadounidenses en el país después de más de quince años en ese conflicto. Finalmente, a finales de 2017, McMaster logró que se mantuviese la presencia en Afganistán, e incluso se agregase un pequeño despliegue adicional.