Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves a periodistas que quiere de 2 mil a 4 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera de México con EU.

Trump dijo a periodistas que probablemente mantendrá a los efectivos de la Guardia Nacional apostados en la frontera de 3 mil 200 kilómetros con México hasta que se complete la construcción del muro que prometió para detener la inmigración ilegal, publicó El Financiero.

También te puede interesar: Trump anuncia vigilancia militar en la frontera con México

Trump no ha conseguido los fondos suficientes para construir la totalidad del muro. Tanto el Gobierno mexicano como el Congreso de Estados Unidos se han negado a pagar la obra.

El presidente republicano promulgó en marzo la ley de gasto federal del Congreso que contenía mil 600 millones de dólares para pagar por seis meses de trabajo en el muro. El mandatario había pedido 25 mil millones de dólares.

Al ser consultado sobre cuántos efectivos de la Guardia Nacional quería en la frontera, dijo: "Entre dos mil y cuatro mil".

El republicano destacó que el Gobierno está estudiando el costo del despliegue y agregó que ya tiene una idea bastante aproximada. "Depende de lo que hagamos".

"Queremos entre 2.000 y 4.000 y probablemente mantenerlos a todos o (...) un número importante de ellos, hasta el momento en que tengamos el muro".

Esta decisión generó de este lado de la frontera diversas reacciones y críticas al mandatario estadounidense, ya que la medida es vista, cuando menos, como una afrenta a la relación con México, con el que además de Canadá se encuentra actualmente discutiendo un importante pacto comercial.

El gobierno mexicano, a través de varios de sus funcionarios, ha respondido ante la situación, pero las palabras del presidente Enrique Peña Nieto dan muestra de lo profundo que calaron estas declaraciones y acciones del magnate republicano: “Evocando las palabras de un gran Presidente de los Estados Unidos de América: no tendremos miedo a negociar. Pero nunca vamos a negociar con miedo”.