Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Desde el pasado viernes, el estado de Florida tiene una ley para regular el uso de armas y destina millonarios recursos para asegurar las escuelas de esa zona del sur de Estados Unidos, donde hace menos de un mes se registró una masacre que dejó tres adultos y 14 menores muertos.

De acuerdo al portal Deutsche Welle, el gobernador de Florida, Rick Scott, dio la firma final a la Ley de Seguridad Pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, que recibió ese nombre por ser el lugar donde ocurrió la masacre, que también permite dotar con armas a los maestros.

También te puede interesar: Estudiante expulsado presunto causante de matanza en Florida

Rodeado por familiares de varias víctimas mortales del tiroteo ocurrido el 14 de febrero en Parkland, ciudad ubicada a unos 58 kilómetros al norte de Miami, Scott reconoció que no ha sido fácil afrontar lo sucedido. "Lo más difícil que he tenido que hacer como gobernador es tratar de consolar a un padre que ha perdido un hijo", dijo en una corta declaración desde su sede de gobierno en Tallahassee, capital del estado.

El texto, que había sido aprobado esta semana por el Senado y la Cámara de Representantes de Florida en tiempo récord debido a que el viernes terminaban las sesiones regulares, necesitaba la firma del gobernador para entrar en vigencia.

Pese a que Scott no está de acuerdo con armar a los maestros, dijo antes de firmar que esa posibilidad solo estará presente si los funcionarios de cada escuela y las oficinas policiales de cada ciudad así lo requieren. La normativa aumenta en la edad mínima para comprar un arma de fuego de 18 a 21 años y aprueba más de 400 millones de dólares para el tratamiento de enfermedades mentales y la implementación de seguridad escolar.

Denuncia de la NRA

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) informó que ya ha presentado una demanda federal contra la ley, aunque no precisó la corte donde lo ha hecho. La demanda busca bloquear las restricciones de edad para la compra de armas establecidas al considerar que viola la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a portar armas.

La ley supone un desafío a la poderosa NRA, que tradicionalmente apoya campañas políticas de republicanos al estar alineada con sus políticas. Sin embargo, en este caso, el republicano Marco Rubio, celebró a través de las redes sociales la entrada en vigor de la ley.

"En Washington hay una iniciativa federal que toma varias medidas de la legislación de Florida. Tiene a bordo el apoyo bipartidista. Hagamos que pase", escribió en Twitter.