Agencia
Estados Unidos.- Los estudiantes de la preparatoria Franklin en Macon Conty, estuvieron bajo custodia policial el martes, por una posible masacre, luego de supuestamente escribir una "lista de objetivos" que incluía los nombres de once estudiantes, de quince personas a quienes supuestamente iban a matar.

El nombre del director de la escuela, Barry Woody, también estaba dentro, informa Excélsior.

En una publicación de Facebook, los funcionarios de la Escuela del Condado dijeron que los funcionarios educativos tuvieron acceso a una lista de estudiantes a quienes el creador pretendía dañar.

También te pude interesar: Ventana rota de avión ocasiona aterrizaje de emergencia

Los agentes del alguacil hicieron una profunda inspección dentro de la escuela, el martes por la tarde, encontrando un gran arsenal en el dormitorio de uno de los estudiantes detenidos.

El superintendente de las Escuelas del Condado de Macon, doctor Chris Baldwin, confirmó que un estudiante de 16 años fue quien escribió la lista mortal. El adolescente y su novia están bajo custodia, acusados de la posible masacre.

El alguacil del condado de Macon, Robbie Holland, informó que se presentarán cargos penales. Los funcionarios dijeron que la situación quedó bajo control.

La Oficina del Sheriff publicó una fotografía de los artículos encontrados en el dormitorio de uno de los estudiantes de 16 años, de colegio Franklin, detenidos el martes, por una posible masacre.

De acuerdo con las órdenes de registro, algunas de las armas de fuego incautadas, son: Rifle Winchester .22, Mossberg 702 .22 rifle,.22 revólver, .45 pistola
.22 pistola,y pistola de 9 mm, entre otras.

Posible venganza

Según los informes de la policía, novio y novia han sido sometidos a evaluaciones mentales.

El alguacil del condado de Macon dijo que no podía confirmar la información, debido a las leyes de privacidad, sin embargo, Holland informó que espera presentar cargos penales contra ambos estudiantes.

Holland dijo que el estudiante, durante las entrevistas con los investigadores del departamento del alguacil, declaró que tenía acceso a todas las armas en su habitación, junto con otras en su casa, por lo que se elevaba el riesgo de una posible masacre.

Todo indica que la pareja estaba involucrada en una supuesta conspiración de venganza, para hacer daño a unos once estudiantes y al director de Franklin High School, así como a miembros de la policía. El alguacil informó que las armas fueron confiscadas de la casa del sospechoso, como evidencia en el caso.