Agencia
BERLÍN.- Una investigación indica que la familia de Ana Frank, la niña judía que escribió un famoso diario antes de sucumbir durante el Holocausto, intentó emigrar a Estados Unidos y después también a Cuba, pero que sus esfuerzos se vieron frustrados por las estrictas políticas migratorias estadounidenses y los brotes de enfermedades durante la Segunda Guerra Mundial.

La Casa de Ana Frank en Ámsterdam y el Museo del Holocausto en Estados Unidos informaron este viernes que, según varios documentos, el padre de Ana, Otto, trató de juntar dos veces los papeles necesarios para obtener las visas estadounidenses. Después trató al parecer de solicitar permiso para ingresar a Cuba.

También te puede interesar:  Hallan vivo a joven extraviado en erupción en Guatemala

Sin embargo, los esfuerzos de la familia para escapar fueron en vano. Al final, se ocultaron de los nazis en Ámsterdam el 6 de julio de 1942, exactamente hace 76 años.

Los esfuerzos del padre por sacar a la familia de Holanda y llevarlos a Estados Unidos comenzaron en 1938, un año turbulento cuando la Alemania nazi se anexionó parte de Checoslovaquia durante el Tercer Reich. El 9 de noviembre de ese año, los nazis aterrorizaron a los judíos en todo el país en la violenta "Noche de los cristales rotos".

En la carta que Otto Frank escribió en 1941 a su amigo Nathan Straus, dice que presentó una solicitud en el consulado estadounidense en la ciudad portuaria holandesa de Rotterdam en 1938.

Sin embargo, también menciona que "todos los papeles han sido destruidos", porque el 14 de mayo de 1940, mientras la familia Frank todavía estaba en lista de espera para ver si les daban la visa, el consulado estadounidense quedó devastado durante el bombardeo alemán y todos los documentos se perdieron.

Con información del portal de noticias Excélsior.