Agencias
Indian Wells, Estados Unidos.- El tenista suizo Roger Federer le puso sufrimiento a las semifinales del primer Masters 1000 del año, que se juega en Indian Wells, luego de tener que remontar un primer set adverso ante el croata Borna Coric para citarse hoy en la final con el argentino Juan Manuel del Potro.

De acuerdo con información de Notimex, el número uno del mundo salió demasiado complaciente en la primera manga del partido tras caer 5-7; luego, en el segundo, cedió un "break" para dejar a su oponente arriba y en el tercero, Coric de nuevo no supo administrar las ventajas que logró, ya que se quedó a dos juegos de la victoria.

También te puede interesar: Federer llega a octavos de final de Indian Wells

Así, Federer, quien a pesar de la adversidad nunca perdió la calma y mostró temple de acero, sacó el partido en los dos últimos sets por doble 6-4 para buscar hoy su tercer título del año, el sexto en su carrera en el desierto californiano.

Enfrente tendrá a Del Potro; la raqueta argentina jugará su segunda final consecutiva luego de llevarse el ATP 500 de Acapulco, justo antes de arribar a Indian Wells. En una demostración de su gran momento, la “Torre de Tandil” no vaciló y selló su boleto lo más rápido posible tras vencer por 6-2 y 6-3 al canadiense Milos Raonic.

Partido sufrido

Ganador en Melbourne de su vigésimo título del Grand Slam y campeón también en Rotterdam, donde se convirtió en el número 1 más veterano de la historia, Federer, que el 8 de agosto cumplirá 37 años, ha superado ya su mejor inicio de curso, 12 temporadas después. Con Nadal lesionado, Djokovic en el difícil trance de afinarse en su retorno a la competición y Murray también en el arcén, el suizo gobierna el circuito sin apenas oposición.

Coric, 49 en el ranking, 21 años, es desde hace tiempo uno de los tenistas llamados a irrumpir entre los mejores. Los problemas físicos han demorado el salto de un hombre con talento y carácter, que ya cuenta con dos victorias ante Rafael Nadal, al que derrotó en cuartos de Basilea, en 2014, y en octavos de Cincinnati, en 2016.

El balcánico rompió el servicio de Federer en el undécimo juego del primer parcial, haciéndose a continuación con el primer set. Quebró en el inicio en el segundo y neutralizó tres bolas de ruptura en el cuarto juego y una más en el sexto.

Corto de chispa, Federer se veía sometido por la determinación de su adversario, firme, agresivo, inteligente a la hora de percutir sobre su revés. Coric, que ha iniciado una nueva etapa profesional con el equipo de Ricardo Piatti, quien ha trabajado, entre otros, con Djokovic, Gasquet y Raonic, tenía el triunfo cerca en el segundo set, pero dejó renacer a su rival concediendo su saque en dos ocasiones consecutivas.