Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Los dueños de una vivienda en Sarasota, Florida, se vieron obligados a llamar a la policía local luego de encontrar en su piscina un cocodrilo de tres metros, el video de la captura fue publicado en redes sociales.

Una familia de Sarasota, al sur de Florida, Estados Unidos, se llevó un gran susto el viernes pasado al que ver un cocodrilo de más de tres metros estaba nadando en su piscina, publicó Infobae.

También te puede interesar: ¡Cuidado, protégelos! Ayúdalos a regresar a su hábitat

La pareja dormía durante la madrugada cuando un ruido la despertó de golpe. Al ver por la ventana, entraron en pánico. El reptil había irrumpido en la residencia y se había tirado a la piscina.

“Abrí la cortina vi la cabeza de un cocodrilo y dije: ‘¡Llama al 911, llama al 911!'”, declaró Patricia Carver a la cadena local News Channel 8. Rápidamente la policía de Sarasota llegó a la residencia.

Encontraron que el cocodrilo había ingresado al jardín rompiendo un protector contra los mosquitos.

Los uniformados llamaron a un cazador de cocodrilos para poder retirar al animal, que mientras tanto nadaba en la piscina.

Las autoridades publicaron fotos y videos casi en tiempo real del operativo. Un video muestra el momento en que los cazadores retiran al reptil.

En el estado de la Florida se han registrado varias apariciones de grandes cocodrilos en las casas. Algo que mantiene en alerta tanto a la población como a las autoridades. 

Se estima que en ese estado hay cerca de un millón de cocodrilos que llegan a medir entre 3.5 y 4.5 metros de longitud, y pesan más de 400 kilos.