Agencias
MIAMI.- La forense que realizó la autopsia de Cherish Perrywinkle, una niña de 8 años violada y asesinada en Florida (Estados Unidos), se emocionó cuando explicó ante el tribunal que juzga los hechos los detalles del caso.

Valerie Rao declaró en el juicio contra Donald James Smith, un hombre de 61 años acusado de asesinato en primer grado, secuestro y agresión sexual, unos delitos por los que se enfrenta a la pena de muerte, informa el portal People.

Te puede interesar: Arrestan a presunto asesino de una menor de 16 años

Durante su testimonio, Rao relató que Perrywinkle sufrió graves daños por estrangulación, torturas y violación y, cuando vio fotografías en las que aparecía el cuerpo mutilado de esa niña, empezó a llorar y solicitó una pausa.

En la declaración de apertura que realizó este 11 de febrero, la fiscal estatal Melissa Nelson explicó al jurado que la menor "no falleció rápida ni fácilmente" y, de hecho, sufrió "una muerte brutal y cruel".

Compras fatales

Los datos de la investigación indican que Donald James Smith atrajo a Rayne Perrywinkle y su hija Cherish a una tienda Walmart de Jacksonville en junio de 2013, con la promesa de que las compraría ropa y comida.

Al principio, la madre de la víctima rechazó la oferta, pero Smith argumentó que su esposa tenía una tarjeta por 100 dólares y que esperarían dentro del establecimiento.

En cierto momento, la mujer perdió de vista a la menor. Posteriormente, las cámaras de vigilancia registraron cómo el atacante y la agredida salían juntos del local.

"Espero que Dios no permita que la mate o la viole", dijo Rayne Perrywinkle cuando llamó al servicio de emergencias, pero no sabía que el secuestrador tenía una historial de delitos sexuales y había salido de la prisión 21 días antes.