Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque Sebastian Vettel se llevó la segunda fecha de la temporada de Fórmula 1, el atropello de Kimi Raikkonen a un mecánico opacó un poco la victoria y, además, fue motivo para una fuerte sanción económica para la escudería.

En su segunda parada en boxes del GP de Bahréin, segunda fecha de la temporada de F1, Kimi Raikkonen arrancó sin que los mecánicos terminen de cambiar la rueda posterior izquierda, lo cual dio como resultado que uno de los encargados en reemplazar la llanta fuera atropellado por el piloto finlandés, quien le provocó una fractura de tibia y peroné.

También te puede interesar: Vettel se lleva el triunfo ¡otra vez! en el GP de Baréin

"Arranqué cuando vi la luz verde. No vi qué pasaba detrás y por desgracia lo atropellé. Mi trabajo es avanzar cuando lo dicen las luces", se limitó a decir Raikkonen, quien no pudo continuar la carrera.

Lo cierto es que la Federación Internacional del Automóvil (FIA) determinó que Ferrari tendrá que abonar una multa que supera los 60 mil dólares (50.000 euros). En tanto, el mecánico fue operado con éxito y agradeció las muestras de apoyo que recibió en las redes sociales.

Según determinación de los comisarios de la carrera, el equipo italiano habría sido imprudente al dejar salir el coche cuando el empleado aún no había terminado su trabajo. Kimi, aceleró a fondo y golpeó con la rueda la pierna izquierda del mecánico, ocasionándole ambas fracturas.

A través de su cuenta de twitter, la escudería de Maranello informó sobre el parte médico y dio palabras de aliento a su trabajador.

"Nuestros recuerdos están con Francesco. Sé fuerte", escribió.

El “Iceman”, que se ubicaba tercero antes del incidente, no pudo regresar a la pista y perdió la chance subirse al podio.

Por si fuera poco, no es la única amonestación que Ferrari recibió este fin de semana, pues, durante los entrenamientos del viernes, Raikkonen recibió una multa de seis mil dólares tras perder una de las ruedas de su monoplaza.

Con información de El Comercio y  Meridiano.