Agencias
MÉXICO, D.F.- La Secretaría de Economía (SE) publicó en el Diario Oficial un decreto del Ejecutivo federal mediante el cual se extiende por un año la entrada en vigor de la reducción arancelaria programada para 2013, respecto de 94 fracciones que clasifican productos de la industria textil, vestido y del calzado, en particular chinos.

De acuerdo con Notimex, estas fracciones representan el 7.0 por ciento de total de las mil 339 de dichos sectores, con lo cual no será, sino a partir del primer día de 2014, cuando alcancen el nivel arancelario programado de 20 por ciento.

Entre los productos implicados están trajes, abrigos, suéteres, pantalones, camisas, ropa interior, de bebé, calcetería, trajes de baño, vestidos, faldas y blancos, calzado de piel y cuero de vestir, casual y deportivo; sintético y de tela casual, de vestir, deportivo y sandalias, entre otros.

En diciembre de 2011 concluyó la vigencia de las medidas de transición que gravaron durante más de tres años a las importaciones chinas de productos del calzado y prendas de vestir con niveles de 70 y 80 por ciento.

Al respecto, la Secretaría de Economía consideró conveniente ampliar por un año el periodo de ajuste hacia una mayor apertura, con el objeto de contribuir a la consolidación de los planes y modelos productivos de estos sectores, y así permitir avanzar también a su posicionamiento en el mercado interno.

En conjunto, las industrias del vestido y calzado representan más del 10 por ciento del empleo de la industria manufacturera.

En ese sentido, dijo, las industrias textil, vestido y calzado han enfatizado su compromiso con la reconversión de sus procesos productivos, la innovación y generación de productos con mayor valor agregado, lo cual se aprecia satisfactoriamente en sus indicadores de producción, y exportaciones, finalizó la dependencia.

Cabe recordar que en 2013 se realizaría la última etapa de desgravación arancelaria, dentro del programa que inició en 2008 y que modificó al 90 por ciento de la tarifa de importación de productos industriales, y redujo el promedio arancelario hasta dejarlo en alrededor de 5.9 por ciento, que cuando inició estaba en 10 por ciento.

"En enero de 2013 entra la última fase del programa, que ya son básicamente dos sectores y con cambios muy marginales, sólo quedan calzado y vestido y son relativamente pocas fracciones y quedan en 20 por ciento", dijo en su momento Lorenza Martínez, quien se desempeñó en la Subsecretaría de Industria y Comercio durante la anterior administración.