Agencia
IRÁN.- El terremoto que acaba de suceder entre Irán e Irak fue sentido en más de nueve países de la región. Por su enorme magnitud y baja profundidad se esperan grandes daños.

El sismo se ha registrado en la frontera de los dos países, a una profundidad de 10 kilómetros, informa RT.

También te puede interesar: El Vaticano deja fuera del 'Giuseppe Sciacca' a Miguel Mancera

Medios internacionales reportan que se trata del mayor terremoto en Oriente Medio, que se ha sentido desde el Líbano hasta Kuwait.

(usgs.gov).

El terremoto se registró a 204 kilómetros al noreste de Bagdad, y a 104 kilómetros al oeste de la ciudad iraní de Kermanshaj.

Por su parte el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), señala que el terremoto ha sido de magnitud 7,2 y que el epicentro se registró a una profundidad de 33 kilómetros.