Agencia
ESTADOS UNIDOS.-Fuerzas aliadas de Estados Unidos arrebataron al grupo Estado Islámico el control del mayor yacimiento petrolífero de Siria el domingo, lo que significa un gran avance en la lucha contra los extremistas y apoderarse de un área codiciada por las fuerzas progubernamentales.

También te puede interesar: Médicos de Guatemala intentan separar a unas siamesas

De acuerdo con El Nuevo Heraldo,con ISIS en retirada en Siria e Irak, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y las fuerzas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia han estado tomando acciones para apoderarse de partes de la provincia de Deir el-Zour, rica en petróleo.

Las FDS, con apoyo de una coalición de Estados Unidos, informaron que expulsaron al grupo Estado Islámico del principal yacimiento de gas natural del de Al-Omar en una “operación militar rápida y amplia”. Dijeron que algunos milicianos habían tomado el control de petroleras, donde se llevaron a cabo los enfrentamientos.

En las primeras, Botta remarca que la retirada de los extremistas y la pérdida de territorio y fondos económicos los incapacita para continuar su estela de terror y muerte en la zona, pero dice al mismo tiempo que este desbande obliga a gente con entrenamiento militar a desplazarse para generar células terroristas que seguirán haciendo daño.