Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El nombre de Christian Ehrnhofer Rodríguez no suena dentro de las filas del fútbol mexicano, a pesar de su trayectoria en la cancha mundial, el futbolista austríaco-mexicano de 20 años se desempeña como defensa central o lateral y su sueño es pertenecer a las filas del Rebaño Sagrado.

En las filiales del Rapid Viena, el equipo más ganador en la historia del fútbol de Austria, se encuentra un joven austriaco-mexicano que ha sobresalido por su buena forma de jugar, informó el portal Futbol Total.

También te puede interesar: ¡Adiós al Arsenal! Olivier Giroud es fichado por el Chelsea FC

El defensor de 20 años que milita con la escuadra austriaca, a espera de recibir su oportunidad en la mayor del equipo europeo, ha sido convocado y ha participado con cierta regularidad en el balompié.

Su nombre es Christian Ehrnhofer Rodríguez, su papá es austriaco y su mamá es mexicana, lo cual le da la doble nacionalidad al joven, quien tiene un par de aspiraciones relacionadas con el fútbol de México.

Christian comentó a la cadena ESPN que dos de sus sueños es que “algún día pueda jugar con las Chivas Rayadas del Guadalajara y con la Selección Mexicana“.

Sin embargo, el juvenil sabe que primero se tiene que establecer como futbolista en el Rapid Viena, para después poder emigrar a otras ligas como la Bundesliga o la Liga MX.

De acuerdo con el portal Goal, ya hace un tiempo habría sido visualizado por la Selección mexicana, y actualmente se encuentra con el segundo equipo en la tercera división; no obstante, ha recibido minutos de juego con la plantilla principal, que se ha coronado 32 ocasiones a lo largo de la historia del campeonato.

"Mi fortaleza es correr, jugar con pasión, con corazón, para el equipo, para mis compañeros. Para mí es muy importante siempre ayudar al equipo”, mencionó en entrevista para ESPN, dejando en claro que si debe decidir, preferirá representar al Tricolor.