Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Nicolo Francescotti tomó el balón y lo sitúo en el manchón penal. Por su cabeza pasaron varias cosas, pero la decisión final y la ejecución de ésta sirvió de mensaje para Cristiano Ronaldo, el delantero del Real Madrid que le dio el pase a su equipo a las semifinales de la Champions con el cobro de una polémica pena máxima ante la Juventus.

El pequeño jugador italiano de 13 años supo decidir ante una marcación que consideró errónea por parte del silbante. Se perfiló para cobrar y tiró la pelota por un lado para hacer justicia por su parte. Los aplausos se escucharon, pero a Nicolo fue lo que menos le importó.

También te puede interesar: Con gol de Cristiano Real Madrid empata con el Athletic

Sin embargo, se dio tiempo para hablar de lo que había hecho y enviarle un mensaje directo a Cristiano Ronaldo, después de que el portugués cobrara el penal que puso al Madrid en la semifinal de la Champions, cuando Benatia cometió una multicomentada falta dentro del área sobre Vázquez en los últimos minutos del partido.  

"Ronaldo también tuvo que hacer eso. Vi al portero en dificultad porque era su primer juego. Él (el árbitro) se arrepintió e instintivamente pensé que era correcto cobrarlo de esa manera, nadie me lo sugirió. Cristiano Ronaldo también debería haberlo hecho", declaró.

El niño tuvo este gesto deportivo al asegurar que el árbitro cometió un gran error al marca un penalti inexistente en la segunda mitad del encuentro, cuando el marcador estaba 2-0 a favor del conjunto del capitán Nicolo.

Sin embargo, el encuentro contra Connect terminó 6-0 a favor de La Pelota Aprilia con triplete de Francescotti y la satisfacción de fallar un penalti dudoso.

El conjunto merengue quedó emparejado con el Bayern Múnich por el pase a la final de la Champions en Kiev, Ucrania, después de dar cuenta de la Juve en cuartos. La otra llave la decidirán la Roma y el Liverpool.

Con información de Excélsior y Récord.