Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- En el partido de más expectativa de la jornada, el defensa Oswaldo Alanís pasó de héroe a villano, ya que había marcado el único gol del Guadalajara, también de penal, al minuto 67, luego de una dudosa falta de Arribas sobre José Macías.

Oswaldo Alanís anotó un importante gol en el empate a uno entre Chivas y Pumas en la Jornada 9 del Clausura 2018 de la Liga MX, sin embargo, al final dejó ir el triunfo de manera increíble, publicó el portal Azteca Deportes.

También te puede interesar: Atlante y Alebrijes terminan el encuentro sin goles

Ante una formidable entrada en el Estadio Olímpico Universitario y un sol implacable, el conjunto de Matías Almeyda fue superior a su rival luego de que los felinos se pusieran al frente en los primeros minutos del partido.

Al 3’, Nicolás Castillo abrió el marcador luego de una buena jugada colectiva que culminó con disparo de Pablo Barrera, quien estrelló el esférico en Rodolfo Cota y el chileno aprovechó el rebote para desatar la algarabía en Ciudad Universitaria.

Sin embargo, David Patiño mandó a su equipo para atrás y lo pagó caro, pues luego de las jugadas falladas por los Rojiblancos, una vez más apareció “el Hummels mexicano”, jugador que no deseaban en el Rebaño pero con un penal igualó los cartones al 68’. Al 88’, el defensor tuvo el gol del triunfo también desde los once pasos pero mandó la redonda a la cabecera sur.

Con este resultado, Pumas llega a 15 unidades y de momento es cuarto lugar general, mientras que Chivas sube a siete puntos pero se encuentra en la penúltima posición del certamen.

Universitarios exigen seguridad

Tras escuchar el himno universitario,Previo al partido entre Pumas y Chivas, en la pantalla del Estadio Olímpico Universitario se proyectó el mensaje: "¡Fuera narcos de la UNAM!", luego de la balacera entre presuntos narcomenudistas en el campus universitario.

De acuerdo con Milenio, el viernes, en una riña cerca de la Facultad de Contaduría y Administración, dos jóvenes de 20 y 29 años fueron heridos de bala y murieron posteriormente en la Clínica 8 del IMSS. Además policías preventivos detuvieron a dos hombres que portaban droga y un arma de fuego.

En un comunicado, la casa de estudios informó que estas personas eran ajenas a la comunidad estudiantil.

Tras los hechos, el rector de la UNAM, Enrique Graue, rechazó tener vigilancia armada adentro de la institución.