Jocelyn Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Gabriela Wolscham es una modelo paraguaya elegida para ser la Playmate de la edición de julio de Playboy México, mostrando su escultural anatomía en una serie de fotografías bien cuidadas y con mucha sensualidad, tal como es esta modelo, quien después de sufrir de bulimia en algún momento de su vida, decidió salir de esto cuidando su salud al máximo y enfocándose en nutrición y gimnasio, por lo que se convirtió en una de las modelos fitness favoritas de su país, y logró colocarse en decenas de portadas internacionales.

Gaby ha decidido conquistar el corazón de los mexicanos con sus sensuales fotografías, pero asegura que le encantaría ser villana en alguna telenovela mexicana.

También te puede interesar: Modelo de Playboy muere tras caer 23 pisos con su hijo

"Me gustaría realizarme como actriz en algún papel de villana, porque me gusta ser fuerte y directa, me gustan los retos y actuar en México es mi sueño", declaró en una visita a nuestro país.

Enfocada en su salud y en el ejercicio, Gaby se dedicó de lleno a esculpir su cuerpo, dejando atrás los episodios difíciles de su vida.

“Mi disciplina con los entrenamientos y en una época con las competencias me ayudó mucho a mejorar mi cuerpo y eso, obviamente, a tener más oportunidades en mi carrera. Me llevo muy bien con el gimnasio, por suerte”, detalló en entrevista para la reconocida publicación.

A pesar de ser considerada una de las mujeres más bellas del momento, Gaby asegura que tener un lindo rostro y un buen carácter hace más bella a una mujer.

Gaby tuvo una infancia difícil, luego de que su madre perdiera la vida a causa del cáncer, fue abandonada por su padre, a quien nunca conoció; sin embargo, ella siempre se mostró como toda una guerrera y comenzó a trabajar como promotora en tiendas departamentales a los 14 años, de ahí su belleza la fue guiando por el mundo del modelaje.

Esos años difíciles fueron los que me enseñaron a nunca desistir de mis objetivos y sueños, nunca pensé llegar tan lejos fuera de mi país, y eso se debe en gran parte a que de joven siempre trabajé duro, primero para subsistir, y luego para sacar adelante a mi familia. Esa es la mayor lección que puedo dar también a personas que se inician en cualquier carrera”, detalló.