Agencia
PARÍS, Francia.- El noruego Alexander Kristoff, del UAE Team Emirates, consiguió la victoria en la última etapa del Tour de Francia y compartió la gloria con el británico Geraint Thomas (Sky), que confirmó su triunfo en la clasificación general.

Después de 116 kilómetros de la localidad de Houilles y los Campos Elíseos, en París, en esta última etapa, Kristoff hizo un tiempo de dos horas 46 minutos y 36 segundos; seguido del alemán John Degenkolb (Trek-Segafredo) y del francés Arnaud Démare (Groupama-FDJ).

También te puede interesar: Expulsan a ciclista del Tour de Francia

En la general acompañan en el podio a Thomas, el holandés Tom Dumoulin (Team Sunweb) con un minuto y 51 segundos, y de su compañero inglés Chris Froome (Team Sky), cuatro veces campeón en París, a 2:24.

El “maillot verde” del mejor velocista fue para el eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), con la cual consigue seis e iguala el récord del alemán Erik Zabel.

El francés Julian Alaphilippe (Quick Step-Floors) se lleva el “maillot de lunares” al mejor escalador y su compatriota Pierre Latour, el de mejor joven por delante del colombiano Egan Bernal.

Geraint Thomas no es solo el primer galés que gana el Tour sino también el primer segundo que derroca a su líder, y de manera indolora. Y cuando lo hace no es consumando una traición, un cuchillo por la espalda, una emboscada de Macbeth, ambicioso y débil, sino obedeciendo órdenes del patrón, un traspaso de poderes consensuado y ordenado, una especie de burla a la vida, un cuento moral santurrón, con final feliz, recibida con una sonrisa por el campeón depuesto, Chris Froome, que le ayuda a ganar el Tour y se conforma con ser tercero, dos escalones por debajo de su amigo de toda la vida en el podio de los Campos Elíseos después de renunciar a pelear por ganar su quinto Tour, a ser el primero del siglo XXI que gana el Tour y el Giro el mismo año.

Es la sexta victoria del Sky, con tres ciclistas diferentes, los tres británicos, en siete años.