Agencia
Boston, EU.- El gobernador Charlie Baker dio marcha atrás a su decisión de enviar un helicóptero de la Guardia Nacional de Massachusetts y su tripulación a la frontera entre México y Estados Unidos, debido a la política del gobierno del presidente Donald Trump de separar a niños de sus padres.

De acuerdo con información de AP, el gobernador republicano calificó como “cruel e inhumana” la política de separar a los niños de sus padres al llegar a la frontera y dijo que cancelaría la misión de la Guardia Nacional.

También te puede interesar: ¡Racista! Senador dice que faltan ‘niños blancos’ en escuelas

“Es cruel e inhumano, y le dije a la Guardia Nacional que se mantuviera firme y no fuera a la frontera, punto”, declaró Baker a la prensa. “Así que no apoyaremos esa iniciativa a menos que cambien su política”.

La tripulación tenía programado volar a finales de este mes y trabajar con funcionarios federales para ayudar a detectar actividad ilegal a lo largo de la frontera con México.

Trump rechazó el lunes las críticas de los demócratas y algunos republicanos, y de nuevo culpó falsamente a los demócratas por la decisión.

“Estados Unidos no será un campamento de migrantes y no será un centro de refugiados”, dijo.

Los demócratas de Massachusetts se han unido a los exhortos para poner fin a la práctica.

El domingo, el representante federal Joe Kennedy participó en una marcha en Texas para llamar la atención hacia un albergue tipo carpa para cientos de menores cerca de la puerta de entrada Tornillo, en el extremo occidental de Texas. La protesta fue liderada por el representante demócrata de Texas, Beto O’Rourke.

Kennedy calificó la práctica de separar a familias de “monstruosa”, y dijo que todas las familias y todos los niños merecen ser tratados con dignidad y decencia. El demócrata dijo que intentó visitar la instalación, pero le negaron la entrada.

Baker dijo que comprende la necesidad de controlar las fronteras del país, pero espera que el gobierno reconsidere su actual política.

“La seguridad fronteriza es importante; nadie lo niega. Pero separar a niños de sus familias no lo es”, dijo Baker. “Deben cambiar su política. Espero que con las voces que surgen en este momento y lo señalan, consideren alternativas para manejar la seguridad fronteriza”.