Agencia
RUSIA.- Una granizada sorprendió en pleno verano en Rusia. La sede mundialista se pintó de blanco con granizo del tamaño de una pelota de golf.

La región sureña de Krasnodar presenció una fuerte lluvia acompañada de granizo que causó daños en cosechas y vehículos.

También te puede interesar:  Macabro hallazgo de un bebé putrefacto dentro de maleta

El espectáculo se hizo visible en las redes a partir de videos compartidos por los internautas, en los que incluso se observó una carretera paralizada por el temor de manejar en esa situación. También se observaron algunos parabrisas dañados.

En la zona no son poco usuales estas tormentas; sin embargo, en esta temporada generalmente no se presentan.

Un conductor estaba en medio de una carretera cuando comenzó a granizar con fuerza. Asustado, se detuvo a un costado del camino, a la espera de que ceda el temporal.