Agencia
Ciudad de México.- La influenza no es un juego. Los expertos dicen que este año ha sido bastante mala, y más de 60 mil estadounidenses han dado positivo en pruebas desde el 1 de octubre, y el número sigue creciendo.

¿Por qué ha sido tan difícil esta temporada en comparación con otras? Todo depende del tipo de influenza que se esté esparciendo, explica Margarita Rohr, instructora clínica de medicina de Langone Health de la Universidad de Nueva York, informa el portal The Huffpost.

"Esta temporada es diferente porque el H3N2 es la cepa predominante de la influenza", indicó. "Históricamente esto es importante porque esta cepa se asocia son síntomas de mayor intensidad, hospitalizaciones más frecuentes, y fallecimientos".

También te puede interesar: Consejos para evitar los resfríos y mantenerse saludable

Hay otras diferencias entre un simple resfriado y los síntomas de la influenza, a continuación algunos expertos explican los síntomas que te pueden ayudar a distinguirlas:

Los síntomas suelen ser más intensos

Un resfriado y la influenza tienen síntomas parecidos, como la garganta irritada, fiebre, tos, dolor de cabeza, congestión, y estornudos. Sin embargo, la severidad de los síntomas es lo que marca la diferencia, dice Rohr.

Agregó que, "el síntoma más fuerte de la influenza son los dolores musculares y del cuerpo, que pueden ser muy severos. Los dolores del cuerpo y de los músculos pueden ser leves, y no estar presentes en un resfriado común".

Aparecen de repente

Si te sientes bien en la oficina y de repente enfermo cuando cruzas la puerta, hay más probabilidades de que tengas influenza. Los resfriados tardan más tiempo en desarrollarse, según Ian Tong, jefe de médicos de Doctor On Demand.

"Puedes estar sano y en pocas horas muy enfermo cuando tienes influenza", dice Tong. Los síntomas empiezan con tos pero rápidamente se convierten en fiebre alta, dolor del cuerpo y fatiga".

Tu cuerpo se sentirá más maltratado 

¿Te sientes mal pero crees que puedes ir a la oficina? Entonces tal vez estés resfriado.

El cansancio extremo puede ser una señal de influenza. "Este síntoma puede durar semanas, mientras que en el resfriado común el cansancio es leve y de corta duración, si es que se presenta".

Si los síntomas empeoran busca ayuda médica

La influenza te hace más susceptible a otras enfermedades, como bronquitis, neumonía y sinusitis, según Rohr. Si experimentas dolor de pecho, mareos o dificultades para respirar, es mejor buscar ayuda profesional inmediatamente para asegurarte de que no está pasando algo peor.

Es importante medir la fiebre y vigilar los aumentos y la temperatura normal. Una fiebre de 39.5 o más, ritmo cardíaco acelerado y falta de aire nunca debe pasarse por alto.