Agencia
Guanajuato.- En un predio del Municipio de Villagrán fueron localizados los cadáveres de cuatro integrantes de una familia y dos amigos que desaparecieron misteriosamente el domingo pasado en una fiesta que celebraban en un domicilio de la colonia Valle de los Naranjos, perteneciente al Municipio de Celaya.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó esta noche que los cuerpos corresponden a Julio César 'N' de 44 años de edad; su esposa Yolanda 'N' de 46 años; el hijo de ambos, Gustavo Ángel 'N' de 18 años; el sobrino del matrimonio, Luis Eduardo 'N' de 20 años; y dos amigos del hijo de la familia, de nombres Brian Jesús 'N' y Martín Alejandro 'N', ambos también de 18 años de edad.

Una camioneta propiedad de la familia también fue hallada en un predio en el mismo Municipio de Villagrán, informó El Debate.

Según indagatorias, las seis víctimas estaban en una fiesta familiar que inició el sábado 28 de abril y se prolongó hasta la madrugada del domingo 29 de abril.

También te puede interesar:Incertidumbre: desaparece una familia durante una fiesta

Cuando parientes que fueron a descansar se despertaron no vieron a las seis personas, así como tampoco la camioneta modelo Explorer propiedad de la familia.

La PGJE determinó que las seis víctimas fueron plagiadas.

"La mañana del domingo 29 de abril, una vez concluida una celebración familiar en un inmueble de la colonia Los Naranjos, de esta ciudad, cuatro integrantes de una familia y un par de amigos, fueron privados de su libertad y además fue sustraída una camioneta propiedad de la familia", indicó la dependencia en un comunicado.

"A partir del momento de la denuncia, la Procuraduría General de Justicia implementó un operativo de búsqueda permanente, mediante el cual el equipo formado por personal especializado del Ministerio Público, la Agencia de Investigación Criminal y los distintos grupos de reconocimiento de las corporaciones aliadas, desplegaron acciones indagatorias de campo y gabinete, que resultaron en la práctica de cateos, registro de vehículos, inspección de lugares, análisis científicos y la presentación de personas, que permitieron la localización de los cuerpos que coinciden con las características y vestimentas de las personas buscadas, además de la camioneta sustraída", agregó.

La PGJE mencionó que se encuentra en curso los estudios periciales para corroborar la identidad de cada uno de los cuerpos, así como determinar las causas de la muerte de las víctimas y se continúa con la investigación para esclarecer el móvil, la mecánica y a los autores de estos hechos.

"La Procuraduría General de Justicia ha brindado la asistencia a los familiares de las víctimas y mantiene el compromiso de esclarecer lo ocurrido y llevar a los responsables ante la justicia", indicó.