Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La cifra de personas que han muerto desde el domingo en Guatemala a causa de una potente erupción del volcán de Fuego que sepultó a varias comunidades con una avalancha de lodo y ceniza ardiente, ha aumentado a 109, tras el hallazgo de otros 10 cadáveres, informó hoy el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) señaló que a las morgues de ese organismo ingresaron los cuerpos sin vida de 99 personas, víctimas de la erupción volcánica registrada el domingo. El documento precisa que hasta el momento solo 28 personas han podido ser identificadas. El organismo reporta que hasta el momento han ingresado diez cadáveres más a las morgues, dos de los cuales fueron plenamente identificados.

También te puede interesar: Descartan posible caída de ceniza de volcán

El volcán, de 3.763 metros de altura y situado a 35 km al suroeste de la capital, registró el domingo su erupción más fuerte en los últimas cuatro décadas.

Datos de la estatal Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred) indican que la furia del coloso también ha dejado 192 desaparecidos. 

La potente erupción dejó además 44 personas heridas y 12.089 evacuadas, de las cuales 3.319 fueron llevadas a albergues, según un balance divulgado este miércoles por ese ente estatal.

El volcán se mantiene activo tras la erupción del domingo y el martes registró una fuerte explosión que volvió a estremecer las zonas ya devastadas.
 

Temor por lluvias

El Instituto de Vulcanología (Insivumeh) advirtió que las lluvias en la zona del volcán podrían provocar avalanchas debido a la gran cantidad de material que emanó el domingo durante la potente erupción.

Un informe del organismo indica que los flujos volcánicos pueden transportar "material fino similar al cemento, rocas hasta de 1 metro de diámetro y troncos de árboles".

"La actividad continúa y no se descarta la posibilidad que se dé un nuevo descenso de flujos piroclásticos en las próximas horas o días, por lo que se recomienda no permanecer cerca de la zona de afectación", agrega.

El volcán registra explosiones débiles, en un rango de 4 a 5 por hora, que generan una columna gris de ceniza a 4.700 metros de altura.