Agencia
GUERRERO.- La Fiscalía General del Estado de Guerrero informó que se dio cumplimiento a la orden de aprehensión girada contra Willy Reyes Ramos, por el delito de Homicidio Calificado en agravio de Moisés Villanueva de la Luz y Erick Estrada Vázquez, cometido en septiembre de 2011.

El ex alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, fue detenido por elementos de la Policía de Investigación Ministerial como presunto autor intelectual del asesinato de Moisés Villanueva de la Luz, mejor conocido como “diputado 500”, informó Milenio.

También te puede interesar: Madre vende a su hijo por internet para que le hagan esto

El Grupo de Coordinación Guerrero informó que este jueves se cumplimentó la orden de aprehensión girada contra Reyes Ramos por el delito de homicidio calificado contra el ex diputado federal priista y su chofer Erick Estrada Vázquez.

El doble asesinato ocurrió el 4 septiembre de 2011 en la carretera federal Tlapa-Puebla, cuando Reyes Ramos era presidente municipal.

De acuerdo a los datos proporcionados por la Fiscalía del Estado, el ex edil de Tlalpa, habría pagado 300 mil pesos a un grupo de personas para levantar y asesinar al diputado Moisés Villanueva, levantado en Tlapa de Comonfort y hallado muerto junto con su chófer el pasado 17 de septiembre 2011.

En noviembre de ese mismo año, la Procuraduría General de Justicia presentó a Juan Miguel Martínez Plácido, alias El Pequeño, quien incriminó al entonces alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, en el doble homicidio, como lo informa Digital Guerrero

La investigación por el crimen fue iniciada por el ex procurador Alberto López Rosas, quien con base al testimonio de cuatro personas detenidas, entre ellas un ex mando de la policía de Tlapa, un ex policía ministerial y dos sicarios, solicitó la orden de captura y promovió un juicio de procedencia en el Congreso local.

El juicio fue presentado por el entonces ex subprocurador de Procedimientos Penales, César de los Santos Mendoza y la Comisión Instructora del Poder Legislativo que en ese tiempo estuvo presidida por Marco Antonio Leyva Mena, actualmente presidente municipal con licencia de Chilpancingo.

Durante el juicio de procedencia, la defensa de Willy Reyes estuvo a cargo del abogado Xavier Olea Peláez, actual titular de la Fiscalía General del Estado.