Agencia
SINALOA.- Fabiola desapareció el 23 de febrero. Ese día se le vio con vida por última vez en la colonia Capistrano, al sur de la ciudad de Culiacán, pues se habría quedado con una tía para encontrarse con su pareja.

A Fabiola, de 24 años, la encontraron asesinada y enterrada en una fosa clandestina en las playas de Yameto, Navolato, nueve días más tarde, el pasado 4 de marzo, informa el portal Sin Embargo.

Alma Rosa Rojo Medina, líder del grupo Voces Unidas por la Vida, informó que, un par de días antes del hallazgo, unas personas se comunicaron con los familiares de Fabiola para pedirles dinero a cambio de entregársela.

También te puede interesar: Hallan el cadáver de una mujer en Edomex

“Estando en casa de la familia, me tocó que les hablaran y les dijeron que tenían a Fabiola y que para entregársela tenían que dar 30 mil pesos”, narró.

Foto: El Debate

“Les dije que mandaran foto de ella, que si la tenían que mandaran foto, entonces esas personas dijeron a la familia que mejor se veían en la Plazuela, que se fueran a Catedral (de Culiacán), y que ahí se la iban a llevar, les comentaron que en un carro la iban a llevar, que estaba muy golpeada, pero que ellos la encontraron solamente”, agregó.

Durante la llamada, los familiares de Fabiola y las personas que aseguraron tenerla acordaron verse en la Plazuela Álvaro Obregón. De acuerdo con Rojo Medina, las personas no acudieron a la cita y, después de una hora y media de espera, los familiares decidieron irse.

El domingo 4 de marzo, el colectivo Voces Unidas por la Vida, recibió una llamada anónima de una persona que les aseguró que en un predio cerca de la playa de Yameto, había una persona enterrada de forma clandestina.

El grupo se movilizó sin tener más detalles. Al llegar al lugar, encontraron el cuerpo de una mujer asesinada. Horas más tarde los familiares de Fabiola identificaron el cuerpo y lo reclamaron a la fiscalía General.

“Hablaron al colectivo de Voces para decirnos que, allá donde habíamos encontrado dos cuerpos el 9 de enero, había otro cuerpo”, señaló. “Anduvimos buscando en qué irnos y nos fuimos con los de la funeraria de raite y, efectivamente, se encontraron los restos ahí”.