Agencia
MONTERREY, Nuevo León.- Una intensa movilización policiaca provocó el hallazgo de tres cuerpos calcinados al interior de una unidad en el municipio de Monterrey.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia estatal informaron que después de las 8:00 horas de éste lunes se recibió el reporte de un auto incendiado.

De acuerdo con información del portal de noticias Vanguardia, sin embargo, cuando las unidades de Bomberos se trasladaron al lugar y comenzaron con las labores de apagar el fuego se percataron de la presencia de tres cuerpos.

También te puede interesar: Hallan calcinado el cuerpo del periodista Salvador Adame

Los restos humanos estaban en el interior de la cajuela del vehículo, una unidad tipo taxi en color blanco y amarillo.

El carro estaba estacionado en el cruce de Marcelo Torcuato y Tucumán, en la colonia San Martín, en el referido ayuntamiento.

Elementos policiacos se encargaron de acordonar el sector.

Los habitantes del lugar se mostraron sorprendidos por los hechos que marcan un mal arranque de semana en Nuevo León que vivió un enero con altos niveles de violencia.

Un hecho pasado, pero en Guerrero

En las inmediaciones del municipio de Chilapa de Álvarez, Guerrero, fue hallado un automóvil calcinado con cinco cuerpos quemados.

De acuerdo con el periodista Carlos Loret de Mola, el vocero del Grupo de Seguridad del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, indicó que elementos de la policía estatal encontraron el automóvil calcinado sobre la vialidad principal del fraccionamiento Los Reyes.

Hasta el momento no se ha dado información sobre el acontecimiento y el reconocimiento de los cuerpos, pero ya son investigados.

Hace unos días fueron encontradas 13 bolsas negras de plástico con restos humanos, en un paraje del municipio.

Los habitantes del municipio de Chilapa y Zitlala, viven aterrorizados por la confrontación que mantiene la banda de Los Rojos, que dirige Zenén Nava Sánchez El Chaparro y el grupo de Los Ardillos, que lidera la familia del aspirante a dirigente estatal del PRD, Bernardo Ortega Jiménez.